Corea del norte

¿Qué se necesita para viajar a Corea del Norte?

Corea del Norte es un país de difícil acceso, y de eso no hay duda. Son pocas las agencias de viaje occidentales a las que se les permite realizar viajes a este país. Sin embargo, en el caso de que queramos viajar, debemos tener bien claros algunos requisitos, tanto administrativos como culturales.

Primero que nada, es imprescindible que el pasaporte sea digitalizado o biométrico, y que tenga una validez mínima de seis meses. También será necesario un visado que darán las autoridades de Corea del Norte, para el que es necesario cumplimentar un formulario con datos personales y profesionales. Es importante saber que la única forma de entrar es vía China, y que para ingresar a este país también son necesarios dos visados. Al llegar a la aduana del país, se deberá cumplimentar un impreso declarando los bienes de valor, cámara de vídeo y la cantidad de dinero en metálico. Todo esto también deberá hacerse a la hora de volver a casa. Los teléfonos móviles no están permitidos en Corea del Norte.

No es obligatoria ninguna vacuna para visitar Corea del Norte, aunque se recomienda la vacuna contra el tétanos y la poliomelitis, y según qué zonas se visiten también para la difteria, la fiebre tifoidea y las hepatitis A y B. También se pedirá un certificado de vacunación de fiebre amarilla a todas aquellas personas que provengan de un país donde puedan tenerla. En las zonas rurales también se han detectado casos de Encefalitis japonesa y rabia, por lo cual es mejor evitar el contacto con animales. También se recomienda beber siempre agua embotellada o hervida, evitar los alimentos poco conocidos y lavarse las manos con frecuencia. Debemos tener en cuenta también que está prohibida la entrada de medicamentos, y si tenemos problemas graves de salud es mejor no viajar a este país, ya que las condiciones sanitarias son deficientes -entre otras cosas, al ser hospitalizado, el paciente no recibe comida-.

La moneda oficial es el won, pero este no se cambia a extranjeros, que deberán pagar sus compras con euros en todas las tiendas oficiales en los hoteles. Los visitantes extranjeros generalmente comen en restaurantes de los hoteles o en algunos locales especialmente acondicionados para ellos, a los que se los lleva en las visitas guiadas. En general, no se suele dejar propina, aunque poco a poco está costumbre se está introduciendo. En cuanto a la seguridad, hay que tener en cuenta que no es aconsejable caminar por la noche, sobre todo en sitios poco iluminados, y que los principales hurtos se dan en Pyongyang. Como el turismo está poco desarrollado, los visitantes deberán ir siempre acompañados de agentes designados por el gobierno, de los que se deben seguir las instrucciones, e incluso para visitar algunas zonas se requieren autorizaciones especiales. Si uno no cumple las leyes o participa en actividades políticas y religiosas no autorizadas, puede ser encarcelado. También está prohibido fotografiar a los enclaves militares, aeropuertos, puertos, puentes, estaciones de tren y otros lugares considerados estratégicos en Corea del Norte.

Torres de Serrans en Valencia

Valencia a tus pies

Valencia es una ciudad bonita. Con encanto. De las que te dejan un buen recuerdo cuando la abandonas. En ella residen jardines magníficos, con historia, como el Jardín Botánico o los Jardines de Viveros. Reside el mayor atractivo turístico del país: la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Reside la fiesta más tradicional y más admirada: las Fallas. En ella se juntan el mar, el sol y la dieta mediterránea. Cuando te marchas de la ciudad te persigue el olor a pólvora y el sabor a paella. Te persigue la esencia valenciana. Continuar leyendo “Torres de Serrans en Valencia”

Cultura de Micronesia

Micronesia: un lugar con una rica cultura

Los Estados Federados de Micronesia forman parte de Oceanía, y son un destino poco conocido para muchos. Son cientos de pequeñas islas repartidas por el Océano Pacífico Oeste. Es ideal para unas vacaciones de relax, en las que podremos disfrutar de las idílicas playas, con aguas cristalinas, arrecifes de coral y arenas blancas. Pero sin embargo, una de las características más interesantes es la mezcla de lenguas y culturas que allí se produce.

Las sociedades micronesias están formadas por clanes matriarcales, a excepción de Yap, cuya línea de descendencia es patriarcal. Allí, el jefe del clan de cada isla puede trazar su linaje hasta los primeros pobladores del lugar. Incluso, las agrupaciones de clanes se extienden por varias islas, y los micronesios se acercan a visitar a sus familiares del mismo clan si se encuentran cerca. El tipo familiar es extenso, y en un mismo hogar se acogen a abuelos, primos, hijos y hasta familiares adoptivos. Además, si un miembro consigue un buen empleo, la familia pasa a extenderse cada vez más.

En relación a las danzas tradicionales, podemos ver que se les da un gran valor a las mismas, pero sobre todo en Yap, isla que está muy poco dispuesta a adoptar la cultura occidental. Se baila en grupo, pero siempre hombres y mujeres por separado. También suelen acompañarse de cantos unísonos. Un ejemplo diferente es Pohnpei, donde las danzas se asocian a los actos privados de cada aldea; sin embargo, también se efectúan actuaciones ocasionales para los turistas.

Respecto a la arquitectura, predomina el modelo occidental, aunque aún se pueden encontrar algunos ejemplos de edificios locales. Estas estructuras tradicionales comunitarias se construían con madera de caoba y tejados de nipa (hojas de una palmera asiática). También hay largas tradiciones de construcción de canoas similares a las que se utilizaban en la antigüedad: con un solo arbotante y elaboradas con un tronco vacío del árbol del pan. Las embarcaciones encargadas de adentrarse en el océano están hechas de tablas unidas entre ellas mediante fibras de cáscaras de coco, y llegan a tener hasta treinta metros de eslora.

Por último, y respecto a la gastronomía del lugar, podemos ver que el fruto del árbol del pan y los mariscos son los productos básicos de la cocina del lugar. Sin embargo, los restaurantes ofrecen una mezcla de gastronomías japonesa y estadounidense. Otros ejemplos que podemos encontrar son los de los habitantes de Pohnpei, que utilizan mucho el boniato y la carne de perro en los festines tradicionales. También estiman mucho el sakau, una bebida de efectos narcóticos proveniente de las raíces del arbusto de la pimienta; y los bares especializados en esta bebida doblan al resto de locales de este tipo. En Chuck podremos deleitarnos con el oppot: se rellena un hoyo alternando capas de banano con frutos del árbol del pan maduros. Luego se cubre con piedras y se deja fermentar por meses e incluso años. Y en Yap se masca buw (nuez de betel), a la que a veces también se le añade tabaco solo o impregnado con vodka.

Consejos para viajar a Surinam

surinamAmérica del Sur

La República de Surinam está situada al norte de Sudamérica. Es el país más pequeño de este continente, y comparte fronteras con la Guyana Francesa al este, al oeste con Guyana, al sur con Brasil y al norte con el Océano Atlántico. El país está dividido en dos partes: al norte, la zona costera donde vive la mayor parte de la población y es tierra de cultivo: y la zona sur, donde encontramos una selva húmeda tropical con escasa población. Su punto más alto es el pico Julianatop, con 1.286 metros de altura. Fue colonia holandesa desde 1667, aunque el 1799 los ingleses la ocuparon, para devolverla diecisiete años después. En 1975 obtiene la independencia. Su capital es Paramaribo, la moneda el dólar surinamés, y su idioma oficial es el holandés.

Surinam tiene una variedad étnica que encuentra sus raíces en la fusión de esclavos africanos con inmigrantes europeos, trabajadores de la India, y descendientes de japonenses, chinos, judíos y aborígenes. Debemos tener algunas consideraciones antes de viajar al país: primero, saber que es el único país de Sudamérica que aún necesita visado, que se puede conseguir con anterioridad en sus embajadas, y sus precios varían según el tipo de visado. Además, se recomienda tener las vacunas al día y contratar un seguro médico; no beber agua que no sea embotellada y llevar repelente para mosquitos son otros consejos útiles.

¿Qué podemos ver en Surinam? Primero que nada, su capital desde 1650, considerada Patrimonio de la Humanidad. Está situada a quince kilómetros del litoral, a orillas del río Surinam. La Plaza de la Independencia, en el centro de la ciudad, está rodeada de los edificios más importantes: el Palacio Presidencial y la Asamblea Nacional. Un dato curioso es que todos los domingos a las seis de la mañana, los habitantes sacan a pasear a sus pájaros en las jaulas. Otros sitios para visitar dentro de la ciudad son el Parque de las Palmeras, el Museo de Surinam, el Museo de Numismática, el Fuerte Zeelandia, el mercado y los canales que recuerdan a los holandeses. Además, las casas, las sinagogas, mezquitas, templos hindúes, una iglesia católica y una perteneciente a la Iglesia Reformada Holandesa.

En Brownsberg, un Parque Nacional a cuarenta kilómetros de la capital. El campamento, consistente en cabañas, la montaña a través de la cual se pueden ver monos, puerco espines, aves e iguanas, son algunos de sus atractivos. También existen varias rutas para ver cataratas: Leo Val, Irene Val, Kumba Val y Mazaroni Val, y también tenemos, desde el campamento, vistas al lago Brokopondo

La gran manzana de Nueva York

UNA SEMANA PARA CONOCER NUEVA YORK. CORRE, LA GRAN MANZANA TE ESPERA.

Una semana en Nueva York es el mínimo tiempo que necesitas para darte una idea de lo que la gran manzana puede ofrecerle a sus visitantes. Aunque para poder vivirla en serio un mes no bastaría, podemos recomendarte lo que se puede ver en 7 días.La mejor manera de conocer la ciudad haciendo uncurso de inglés en Nueva York para poder pasar unas semanas conociendo la ciudad, aprendiendo inglés y absorbiendo la cultura neoyorquina.

Destinos más turísticos de Nueva Zelanda

Los diez destinos más turísticos de Nueva Zelanda

Nueva zelanda- Oceanía

Os presentamos los diez sitios más turísticos de Nueva Zelanda, indispensables si vamos allí por primera vez. Debemos elegir el recorrido en función del tiempo y el dinero del que dispongamos, pero sin duda, estos son los diez mejores lugares para visitar. ¿Qué eliges?

Isla Norte:

Auckland: Es la ciudad más grande de Nueva Zelanda, y además, tiene muchas cosas para hacer y conocer. Es interesante tanto para los amantes de las compras, así como también para aquellos que quieren hacer tours por bellos paisajes o practicar deportes extremos. Cuenta con restaurantes de amplias gamas, que ofrecen comida de todas partes del mundo y de excelente calidad. Se caracteriza por ser una ciudad tranquila, segura y multicultural, pero que verdaderamente no se corresponde mucho con lo que es Nueva Zelanda en sí.
Bay of Plenty: Tiene pequeñas ciudades que retratan la forma de vivir y las costumbres de los neozelandeses. Tauranga tiene sitios interesantes como Charme y el Monte Maunganui, ambas son bellas ciudades de costa repletas de tesoros naturales.
Rotorua: A pesar de ser una ciudad pequeña, es uno de los polos de turísticos de Nueva Zelanda. Tiene centenares de actividades para todos los gustos y edades: por ejemplo, las actividades alrededor del bello lago, el descubrir la cultura Maori mediante los diversos shows y comidas típicas, entre otros.
Taupo: También se localiza a las orillas de un lago, y tiene diversas actividades, como termas, paseos en el lago, cascadas y deportes extremos.
Wellington: Es la segunda ciudad más grande, además de ser la capital del país. Es una ciudad muy dinámica, en la que podremos disfrutar de bares y restaurantes, y tiendas, entre otros.

queenstown
Isla Sur:

Queenstown: Es la ciudad más turística de todas, con una impresionante belleza (lago y montañas), así como también por las actividades, tanto tradicionales como para los más aventureros.
Chistchurch: Es la más grande de las Isla Sur. Entre sus mayores atractivos están la gran Catedral en la plaza principal, y el Jardín Botánico.
Te Anau: Es una ciudad hermosa con la contra de que llueve muchísimo. Fiordos, cascadas cayendo al mar, paseos en barco, y los espectaculares paisajes por la carretera hacen de este sitio un lugar inigualable.
Mt. Cook: Es una pequeña ciudad ubicada en la base de la montaña más alta del país, ofrece un paisaje hermoso, lleno de lagos y cordilleras.
Os Glaciers: Podemos realizar el viaje en tren desde Chistchurch hasta Greymounth, y de allí en autobús a los glaciares.

Costumbres del mundo

Las costumbres más extrañas alrededor del mundo

Japon

Cuando viajamos por el mundo, nos encontramos con gente educada de forma diferente, con una cultura dispar a la nuestra, y que muchas veces puede resultarnos difícil de comprender. Para viajar, lo importante es tener la mente abierta, y saber adaptarnos a todo, porque más allá de que a nosotros determinadas cosas puedan parecernos inusuales, debemos tener en cuenta que a los habitantes de ese país les parecen raras nuestras actitudes. Aquí les dejamos algunas de las costumbres más extrañas alrededor del mundo, algunas pueden parecernos incluso graciosas.

En algunos países de Oriente, si no entienden lo que estás diciendo o les resulta muy chocante, sonríen.
En los países asiáticos se preguntan todo tipo de cosas a los desconocidos: por la salud, el trabajo, el amor…
En Vietnam es símbolo de estatus social tener una tienda, por lo que muchas tiendas no tienen más que un par de artículos.
En China es común tirarse gases, sonarse o hurgarse la nariz delante de todo el mundo sin que eso produzca asco.
En China los menores de tres años no usan pañales, sino unos pantalones con una apertura en la parte de detrás.
En Marruecos y Egipto se suele hacer los edificios y dejar una planta sin terminar, porque las constructoras solo pagan impuestos si el edificio está acabado.
En Japón se consumen frutas dulces con sal.
En Jamaica se entierra a los muertos en el jardín de la casa, y se celebra una fiesta, en vez de estar tristes.
Las japonesas consideran poco decoroso sonreír mostrando los dientes.
Los búlgaros dicen “sí” y “no” con la cabeza al revés de cómo lo hace el resto del mundo.
En Japón, hacer ruido mientras uno come no es mala educación, sino más bien todo lo contrario, porque significa que uno está disfrutando de la comida.
En Alemania está mal visto guardar la mano izquierda en el bolsillo.
En Arabia Saudita se considera sórdido que alguien muestre la suela de los zapatos.
En Ontario (Canadá) la ley prohíbe mostrar afecto los domingos, mientras que en Quebec prohíben que una casa esté pintada de más de un color.
En la India se lanza a los bebés desde una altura de 15 metros para hacer a ese niño más valiente y proveerlo de la entereza suficiente para que puedan enfrentar los problemas. Cabe destacar que los niños caen sobre una tela blanca que sujetan varios hombres.
En algunos países de Oriente solo te puedes limpiar, tras ir al baño, con la mano izquierda.
En Japón, las cuentas con los dedos las hacen al revés. Para contar uno, esconden un dedo en vez de extenderlo.
El último lunes de mayo, en Inglaterra, se realiza la carrera de quesos rodantes; y en septiembre, realizan el campeonato mundial de muecas, que data desde el año 1297.
En Yugoslavia, en Navidad, los niños atan a sus padres y les piden regalos.

Esquí en Astún

Conoce la sede española de competición de esquí en Astún

Después del valle Benasque, el valle de Astún es uno de los más importantes del Pirineo Aragonés. Su reconocimiento le viene por sus fantásticos paisajes naturales, por la excelente calidad de nieve que tiene gracias a su ubicación -en la cabecera del Valle del Aragón y colindante con el Parque Nacional de los Pirineos- pero sobre todo, porque supone un enclave estratégico ya que se encuentra en medio de tres grandes estaciones de esquí como los son la del Formigal y Candanchú que, junto a la estación de Astún, conformarían el campo de nieve más amplio de la península si se unieran.

Lo que encontrarás en este paraíso invernal será la posibilidad de realizar un turismo deportivo en cualquier época del año. De hecho, este valle junto a su estación de esquí suponen un lugar de paso para muchos peregrinos que se embarcan en la aventura del Camino de Santiago o la ruta del Románico.

Y los motivos los encontramos en la gran riqueza que alberga este espacio natural. Una riqueza ya no sólo visual, a través de sus paisajes, sino también cultural ya que por el camino encontramos joyas históricas como el Monasterio de San Juan de La Peña, la antigua estación de tren de Canfranc, la Cueva de las Güixas y el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Declarada Centro de Interés Turístico Nacional la estación de esquí en el Valle de Astún ha conseguido, no sólo impulsar el valle a los primeros puestos de las estaciones de nieve del país con la implantación de nuevos y sucesivos remontes mecánicos sino que también, ha alcanzado el reconocimiento de las autoridades deportivas y las distintas instituciones hasta designar a Astún como la principal sede de competiciones deportivas de carácter nacional e internacional como Campeonatos de España y Europa, Pruebas FIS e incluso aspirar como candidatura a los Juegos Olímpicos de Invierno. Todo ello aderezado con una larga e histórica trayectoria en el desarrollo de actividades deportivas sobre nieve, que sólo supera la estación de Candanchú.

Sus más de 39 mil kilómetros esquiables y sus 49 pistas de diferentes especialidades -de fondo y travesía- y para esquiadores de distintos niveles -principiantes, medios, avanzados y expertos- mantienen una calidad de nieve gracias a su privilegiada orientación que la protege bien de las corrientes de viento y su altitud que aseguran nieve desde el principio de la temporada.

Además, la estación cuenta con trazados aptos para todo tipo de esquiadores con grandes descensos pero siempre bajo el espectáculo de una naturaleza salvaje y la comodidad de un complejo hotelero con todo tipo de lujos como un Hotel de tres estrellas, nueve bares, cincon restaurantes, una discoteca y con varios servicios de Ferrocarril y Autobuses, Taxis, Bancos, Hospital y servicio médico, Clubs Deportivos, Pista de Hielo, Piscina climatizada, Piscinas descubiertas, Pistas de Tenis, Gimnasios, Squash, Sauna y Masajes, Polideportivos, Cine entre muchas otras cosas.