Hoteles extraños


Existen hoteles para todos los gustos. Hoy empezaremos conociendo a uno de los más famosos hotel casino del mundo. Nos referimos al Luxor Las Vegas, el cual se ubica en el Strip de Las Vegas en Paradise, Nevada en Estados Unidos. Este hotel de forma piramidal consta de 30 pisos, 4,400 habitaciones, 442 suites así como un espacio total de 11.000 metros cuadrados. Es importante señalar que es operado por MGM Resorts International. El casino del hotel dispone de más de 2.000 máquinas tragamonedas y 87 mesas de juego. El hotel como imaginarás recibe su nombre en honor a la ciudad de Luxor (antigua Tebas) de Egipto. El Luxor es considerado como el segundo hotel más grande en Las Vegas, y el tercero dentro del ranking mundial.

Ahora vayamos a visitar al Hotel Liberty de Boston, el cual antes funcionaba como la Prisión de Charles Street . Continuar leyendo “Hoteles extraños”

Alojamientos en Cuzco


En Cuzco, puedes encontrar hoteles de 5 estrellas como el Hotel Monasterio a donde pueds alojarte por $635 dólares; el Hotel Boutique Casa Cartagena, a donde encontrarás habitaciones por $450 dólares; el Hotel Inkaterra a donde puedes alojarte por $380 dólares o el Hotel Libertador Palacio del Inka a donde encontrarás habitaciones por $295 dólares.

También encontraremos alojamientos de 4 estrellas. Por ejemplo, por $240 dólares, puedes alojarte en el Hotel Casa Andina Private Collection; por $210 dólares en el Hotel Novotel; por $160 dólares en el Hotel Picoaga; por $160 dólares en el Hotel Eco Inn; por $140 dólares en el Hotel Jose Antonio o por $100 dólares en el Hotel San Agustin el Dorado. Continuar leyendo “Alojamientos en Cuzco”

El ojo de Barcelona

Buscamos hoteles en este paseo

Los hoteles baratos Barcelona son una de las razones por las que uno siempre termina yendo a la ciudad catalana al menos una vez al año. Y es que, además de la cercanía y la facilidad de transportarse por cualquier medio, se trata de una ciudad con una calidad de servicios superlativa. Desde que uno pisa el aeropuerto ya se siente como en casa. Barcelona es una ciudad grande, muy turística y en donde siempre quedará algún lugar que aún no conocemos y que nos conmina a ese otro viaje.

Pero nos referíamos a los hoteles de la ciudad catalana que presentan una combinación insuperable de precio y calidad de atención. Una buena zona para alojarnos es en las inmediaciones de Las Ramblas, el famoso paseo peatonal que nos recibe siempre con imágenes vivaces de comediantes y artistas de la calle dispuestos a arrancarnos varias carcajadas al tiempo que vamos disfrutando del inconfundible aroma de las florerías que nos presenta una mixtura de exquisitas fragancias.

La zona de Las Ramblas es ideal para el viajero inquieto que le gusta estar de paseo la mayor parte del día. Hay muchos cafés con terrazas donde podemos tomar una merienda y disfrutar del movimiento de una de las zonas más cosmopolitas de Europa. También existen decenas de comercios de todo estilo, desde casas de antigüedades hasta tiendas de recuerdos. En esta zona podemos recaer en el Hotel Eurostars Ramblas que nos recibe con su estilo moderno y contemporáneo en cómodas instalaciones.

Muy importante es mencionar que disfrutaremos de habitaciones con bonitas vistas e insonorizadas. La ubicación de este hotel es precisa ya que hay varias comodidades a un paso como la playa y la estación del metro. Desde aquí nos queda a muy poca distancia la Plaza Cataluña y la Catedral de Barcelona, dos lugares que no debemos dejar de visitar. La Ciutat Vella es la zona más antigua de la ciudad y muy cercana también.

Port Vell tomada de Wikipedia

Debemos continuar nuestros pasos hacia el Barrio Gótico donde también hay varios edificios de interés por descifrar. Otro hotel que recomendamos fervorosamente en la zona es el Arc La Rambla, de excelentes tarifas y habitaciones insonorizadas. Este hotel no admite fumadores lo que ya es una gran ventaja. Pero además quedamos muy cerca del Paseo del Born.

Hoteles en Salamanca

Descubrimos un bonito hotel a 12 kilómetros de la ciudad

Quién no conoce o ha oído hablar de la Universidad de Salamanca o de la Casa de las Conchas. Y es que Salamanca es un destino muy interesante por conocer. Basta con decir que en 1988 la UNESCO la condecora como Patrimonio de la Humanidad debido a su gran patrimonio arquitectónico. Es así que los hoteles en Salamanca ven un boom en su negocio y comienzan a apostar por brindar el mejor servicio al turista. Desde esa fecha y quizá desde antes, el servicio de estos hoteles ha crecido a pasos geométricos y hoy es posible encontrar un hotel siempre cerca al lugar que queremos frecuentar.

Ya sean céntricos, para negocios o simplemente para relajarnos, la oferta hotelera aquí es muy buena. Entre la oferta de hoteles de tres estrellas encontramos interesante el Hotel Petit Palace Las Torres que nos ofrece alojamiento desde 53 euros. Su ubicación se nos antoja formidable pues se encuentra en pleno centro de la ciudad, rindiendo tributo a la Plaza Mayor de Salamanca. Al alojarnos aquí quedaremos cerca de la Universidad de Salamanca y de la Catedral, además de las mejores zonas de ocio de la ciudad.

La calidad en el servicio de este hotel también nos llama mucho la atención. El servicio es muy personalizado y hay que destacar que las habitaciones vienen muy bien equipadas con nevera, minibar y muchas otras comodidades. Otra recomendación para ser tomada en cuenta en nuestro viaje a Salamanca es el Hotel Silken Rona Dalba, también de categoría tres estrellas, que nos ofrece hospedaje desde 55 euros. Apenas dos euros más que el anterior.

Quizá los que buscamos un poco más de tranquilidad durante nuestra estancia nos inclinemos por esta opción. Si bien es cierto que este hotel se encuentra a sólo dos minutos de la Plaza Mayor de Salamanca, no es menos cierto que se trata de una calle tranquila. Siempre estaremos cerca de las zonas de ocio y diversión, además de contar dentro del hotel con casino, centro de negocios y habitaciones que prestan bastante comodidad.
Plaza Mayor de Salamanca
Y si realmente queremos estar alejados del centro de Salamanca, nuestra elección debe ser el Hotel Hacienda Zorita que, siendo de categoría cinco estrellas, nos ofrece alojamiento desde 53 euros. Este hotel se encuentra a 12 kilómetros de Salamanca y cuenta con spa y bodegas de vino en un ambiente muy acogedor de apenas 26 habitaciones.

Hoteles baratos en Palamos

Hoy vamos a presentarte algunos de los hoteles económicos más destacables de Palamos. Iniciemos con el hostal Residencia Catalina, el cual se ubica en una zona privilegiadamente apacible y a escasos metros de las playas locales. Posee tan solo unas 22 habitaciones, de las cuales la mayoría cuenta con balcón, pero aparte de ello no se descuida los servicios, incluyendo buffet de desayuno y preparación de bebidas entrando la noche. Sus precios rondan los 30 euros como mínimo.

Otra clase de opción es el hotel Pal Beach, ubicado en medio del centro turístico urbano de Palamós, goza de una distancia máxima de 10 minutos de lejanía a pie de las playas locales, gozando además con balcón, terrazas, una pequeña cocina, teléfono y demás servicios básicos. Su costo ronda los 40 euros aproximadamente.

Una buena manera de conseguir ofertas es ingresando a Destinia, a donde podemos reservar desde 58 euros en el alojamiento de 3 estrellas Hotel Ancora, ubicado en C/ Josep Pla. Te interesará saber que el hotel dispone de 46 habitaciones.

Desde 63 euros puedes encontrar alojamiento en el hospedaje de 3 estrellas Hotel Sant Joan, ubicado en Llibertat, 79. Se trata de un hotel que se posa sobre una finca del siglo XVIII, totalmente renovada.

En Barcelo Viajes, puedes optar por reservar desde 118 euros en el hospedaje de 3 estrellas Trias, el cual se posa frente a la playa.

En MuchoViaje puedes animarte a reservar en el Hotel La Malcontenta, un alojamiento ubicado en el Paraje Torremirona, Platja del

Hotel temático Propeller Island City Lodge

Cada una de sus habitaciones ofrece una experiencia distinta

‘Upside Down’, la habitación en la que el suelo es el cielo (y viceversa)

Hoy te ofrecemos una propuesta para convertir una escapada europea en una experiencia muy diferente. Y es que, ¿quién dijo que los viajes ‘low cost’ solo entendían de albergues? Estirando el ahorro del vuelo podemos permitirnos un capricho distinto ni que sea por una noche. Eso es precisamente lo que nos propone el Propeller Island City Lodge de Berlín, un hotel en el que cada una de sus más de 30 habitaciones tiene una ambientación distinta. Y con eso no queremos decir que se valgan de cuatro lámparas verdes y motivos florales para denominarla Primavera, por ejemplo. Hablamos de convertir la estancia en otro mundo, de tal modo que acciones como meterse en la cama, ducharse o entrar y salir del lugar ganan un plus de creatividad.

Así, por ejemplo, podemos dormir en una habitación de suelo inclinado en la que la cama parece flotar sobre el suelo o pasar una velada con nuestra pareja en una estancia en forma de diamante y en la que todas las paredes son espejos. Los más aventureros disfrutarán de lo lindo en la 4 Beams, una habitación cuya cama se encuentra suspendida a un metro y medio sobre el suelo, enganchada con cuerdas a cuatro vigas que parten del techo. O en la Wrapped, una habitación en la que las tres camas se distribuyen en un pasillo de cemento que recuerda el de un búnker o el de una mina. Un punto igual de sórdido que el de la anterior tiene la habitación Freedom, aquella que, paradójicamente, representa una cárcel. Con el retrete en la misma estancia que la cama, tal y como sucede en la vida real, pero mucho más confortable. Un agujero en la pared y un balcón con parasol facilitarán nuestra huída.

‘Freedom’, la cárcel de la que entras y sales libremente

Pero de todas las disponibles, la habitación más impactante es aquella en la que los huéspedes duermen en tumbas. Serán los propios vampiros los que elijan si descansan con la tapa abierta o cerrada. También podemos dormir en un granero o en la habitación de una anciana a cuyo lavabo se accede a través del armario. Y si no nos van las excentricidades, podemos alojarnos en una habitación más discreta. Hay algunas en las que la ambientación es más una cuestión de diseño y sofisticación.

El precio de dormir en el Propeller Island oscila entre los 79 y los 115 euros la noche, dependiendo de la habitación que escojamos. Las más económicas se corresponden también con las más originales, pero son también aquellas que no tienen lavabo en la habitación. Otra peculiaridad del hotel es que no tiene recepción. Solo atienden en una pequeña oficina de 8 a 12 de la mañana, por lo que es importante avisar previamente de las horas de entrada y salida. Ser atendido fuera de este horario requiere de cita previa.

¿Os ha llamado la atención? Pues encontraréis el Propeller Island en Berlín oeste, más allá del Tiergarten y cerca de Charlottenburg.

Alojamientos raros en Berlin

Viaja a Berlín y visita sus lugares más raros

Duerme en una celda de la cárcel, cena en las alturas y visita el museo de Los Ramones

Si Berlín te parecía ya un lugar de misterio y encantos espera a saber lo que le depara a un viajero que esté dispuesto a salirse de los convencionalismos de un típico tour por sus monumentos históricos y lugares emblemáticos.

Y comenzamos, como no podía se de otra manera, con unos de los clásicos: la rigurosa visita a sus museos. Pero te llevamos a otro universo fuera de las obras de arte tradicionales, precisamente, porque en lo que se refiere a otorgar la categoría de ‘arte’, no hay nada escrito.

El museo de Schwules te acercará todo lo que existe acerca de la homosexualidad y sus manifestaciones. Pero no es que lo analice desde un punto de vista científico, que también, sino que acerca a sus visitantes entre su multitud de salas de exposiciones, archivos y biblioteca – con más de 15 mil ejemplares entre textos científicos, literarios y artísticos- una visión particular del mundo a través de su historia pasada y presente. El Museo Homosexual de Berlín –Schwules Museum- fue fundado en 1989 Manfred Baumgardt, Andreas Sternweiler y Wolfgang Theis como un lugar apto para la lectura, presentaciones de libros, exhibiciones, debates, discusiones pacíficas y productivas, sesiones de cabaret, ciclos de cine y vídeo, además de conciertos.

Pero no es el único museo curioso que encontramos en esta capital. En la calle Krausnickstr número 23 de Berlín podrás recorrer la historia del mítico grupo neoyorquino ‘Los Ramones’ mientras pruebas algunas de las delicias que te guarda la gastronomía berlinesa en el ‘Café Manía’. Y si, porque si algo tiene de curioso este museo es que se encuentra situado en el interior de una cafetería. El creador de tal locura es Flo Hyler quien ha logrado reunir incalculanbles recuerdos de esta famosa banda de rock. Se trata de la colección privada de un fan incondicional que fue iniciada cuando tenía 18 años quien, tras la muerte de Johnny Ramone, decidió en 2005 fundar este curioso museo. Pero ¿por qué en una cafetería?

Dos años después de haber recibido a más de 10 mil visitantes, Flo Hyler se asoció con los responsables del ‘Café Manía’ , donde se aloja el museo desde octubre de 2008, debido a problemas económicos . La muestra se compone de una mezcla de letras de canciones manuscritas por sus propios autores, recortes de periódicos y revistas, fotos y camisetas enmarcadas, pósters y ediciones discográficas de coleccionista, además de la proyección de documentales. En total, el museo de los Ramones exhibe unas 500 piezas para el disfrute y deleite de fans acérrimos.

Y es es que para fundar un museo sólo hace falta tener algo imaginación. Una imaginación tan amplía como la que tuvieron los dueños de uno de los hoteles más famosos de Berlín: El Propeller Island City Lodge.

Este hotel temático supone el mejor escaparate de la serie de hoteles raros que encontramos repartidos por el mundo. Un espacio es el que pasar la noche pero también el día puesto que pasar el tiempo en el se torna toda una aventura. Elije entre sus diferentes opciones aunque no te será fácil ya que entre ellas se encuentra habitación decorada como si fuera un celda de prisión o un manicomio con sus paredes acolchadas, dentro del armario de la abuela donde la ducha y el aseo están ocultos o en ataúdes con un laberinto dentro de la habitación, en un granero o una jaula.

Finalmente, si deseas comer desde un lugar privilegiado puedes acudir al Restaurante Solar. Desde este fantástico lugar no sólo podrás cenar con una de las mejores panorámicas de la ciudad sino que también, podras sentirte un espía de la CIA. Si, como lees, porque este emblemático edificio fue utilizado por la CIA como torre de escuchas y espionaje durante los años 60. La sala es amplia y las mesas encajan entre ellas como un puzle, eso sí, todas ellas con una vista en 360 grados de toda la ciudad. La carta es completa, aunque lo mejor son sin duda: los cócteles. De todos los tipos y maneras imaginables, de ron, ginebra, vodka, con más o menos alcohol, de frutas, fuertes, dulces, suaves… Unas 16 plantas de altura con el mejor ambiente chill-out que convertirán tu velada de buena a inolvidable.

Y es que Berlín es así, una ciudad con una incesante capacidad de modernizarse, de crear y de diseñar espacios nuevos y rompedores que la hagan única.

Hotel, Hacienda El Santiscal

Un alojamiento de estilo tradicional andaluz cuyo edificio data del siglo XV

La iglesia y parte del pueblo de Arcos de la Frontera

Pasado el calor sofocante típico del verano, otoño se presenta como una gran época para visitar el sur del territorio español. En esta ocasión viajamos hasta la provincia de Cádiz. Más concretamente hasta la localidad de Arcos de la Frontera, a 45 km de la capital. Allí se encuentra la Hacienda el Santiscal, un alojamiento rural típico andaluz cuyo origen data del siglo XV.

La iglesia y parte del pueblo de Arcos de la Frontera

Se trata de un edificio protegido por lo que, a pesar de su reciente restauración, ha conservado todo su encanto tradicional. Vestida de blanco impoluto, la Hacienda cuenta con un hermoso patio central al que dan todas las habitaciones. La decoración es sobria, a base de materiales nobles, y en las estancias respeta el estilo tradicional: muebles cuarterones, artesanado de madera y suelos de ladrillo árabe y terracota.

En total el alojamiento consta de 12 habitaciones, tres de las cuales son suites júnior, y otras dos suites.Todas ellas cuentan con vistas privilegiadas, ya sea a la sierra de El Santiscal, que da nombre a la Hacienda, o al lago de Arcos. Para acabar de completar una estancia relajante, los huéspedes pueden disfrutar del restaurante, del bar, de la terraza o del magnífico jardín con piscina.

Los alrededores de la Hacienda ofrecen numerosas oportunidades para el turismo natural, rural y cultural. Muy cerca se encuentran dos destacados parques naturales. Por un lado, el de Doñana, uno de los más famosos de nuestro territorio y hogar del lince ibérico y del águila imperial, ambas especies en peligro de extinción. Por el otro, la Sierra de Grazalema, declarada por la UNESCO Reserva de la Biosfera y un lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza de montaña.

Quienes se inclinen por el turismo rural propiamente dicho, deberían darse un paseo por el casco antiguo de Arcos de la Frontera. Se trata de un pueblo plagado de casas blancas que se alzan sobre una espectacular peña cortada a 195 metros de altura. La escena la preside un castillo medieval árabe cuya fachada de color arenoso es la única, junto a la de la iglesia, que rompe con la dinámica cromática de la localidad. Tras darse un largo y pausado paseo por el lugar, pues su belleza lo necesita y merece, podemos seguir la que se denomina Ruta de los Pueblos Blancos, que cruza otras 19 preciosas localidades gaditanas con el blanco por protagonista.

La alternativa es coger el coche y continuar en dirección Cádiz. Por el camino daremos con Jerez de la Frontera, ciudad por excelencia de los grandes tópicos de la cultura andaluza: el caballo, el vino, el brandy y el flamenco. Desde allí se puede iniciar otra Ruta, la del Vino, con la cruzaremos las principales bodegas de la zona. O bien continuar hasta llegar a Cádiz, una histórica ciudad situada sobre un tómbolo y conectada con territorio peninsular por el Caño de Sancti Pietri.

Por su ubicación y por su belleza, la Hacienda El Santiscal ofrece una gran combinación de turismo rural y turismo al uso, de naturaleza y urbanidad, de descanso y actividad. Te invitamos a descubrirla.