Circuito por la India

Se trata de una civilización de miles de años de antigüedad, todo un atractivo para sus visitantes. La india es un lugar donde se respira espiritualidad y la serenidad de su naturaleza en cada rincón, una experiencia única por su mezcla de razas, lenguas, culturas, religiones, paisajes, lenguas,  formas de vida, un conjunto que hace de la India uno de los destinos más cautivadores de quienes deciden viajar por Asia, un viaje diferente desde todo punto de vista.

Los intensos colores de los sarees, transmiten alegría, sosiego y equilibrio y la riqueza cultural de la India, sus templos en Nepal y Bután,  el imponente Monte Everest, y los archipiélagos de Sri Lanka y las paradisíacas playas de Maldivas, son el toque de grandeza de esta tierra que asombra.

Otros de los atractivos de la India son el Triángulo de Oro, itinerarios por Rajasthán, la ciudad Sagrada de Varanasi, los templos eróticos de Khajuraho,  sus Parques Nacionales, Ladakh, disfrutar de la naturaleza de la región del sur.

Una tierra llena de lugares sorprendentes repleta de colores y olores, una mezcla de lo tradicional y lo moderno. Hacia el sur de la India encontramos bellísimos palacios, templos y una naturaleza abundante.

Rajasthán se encuentra poblada de imponentes palacios, templos y fortalezas que emergen en medio del desierto. Cerca de los Himalayas, montañas, ríos y lagos transmiten una increíble sensación de paz y tranquilidad.

La India es un destino para recorrer varias veces, los contrastes en su geografía, sus pobladores y las diversas formas de vida, sumado a su amplia oferta a nivel cultural, invitan al viajero a descubrir una India diferente en cada viaje.

Los meses ideales para visitar la India son de noviembre a marzo, ya que en verano las temperaturas suelen ser muy altas.

Nepal, encanto y naturaleza. Visitar Katmandú, realizar safaris en el Parque Nacional de Chitwan, contemplar el imponente paisaje de los Himalayas, todo un museo viviente por albergar una gran cantidad de obras de arte del hinduismo y budismo, son algunos de los atractivos que te esperan. Los paisajes de Nepal son hermosos y repletos de valor cultural

Otro de los lugares a visitar es el Real Parque Nacional de Chitwan (el parque más grande de Nepal y reserva de fauna más importante de Asia), también llamado “el corazón de la selva”, allí se pueden encontrar alrededor de 815 especies de aves, también se pueden observar tigres de Bengala. Alguna de las actividades de aventura son las de safaris a lomos de elefante, trekking en la selva y paseos en canoa.

viaje a la india

El Reino de Bután, Shangri-là o tierra del Dragón de trueno, la joya de la cordillera del Himalaya, entre China e India. Un lugar que parece detenido en el tiempo, lo que cautiva a los viajeros, sumado a su legado cultural e histórico.

Sri Lanka es una hermosa y tranquila isla tropical de aguas azules, selvas y montañas que contrastan con sus desiertos interiores. Pollonaruwa, Dambulla  o Sigiriya cautivan con su legado cultural. En el corazón de la isla, Kandy, destacada por sus  plantaciones de té.

Para quienes buscan aventura en Sri Lanka se puede tomar un safari por la isla y contemplar su flora y fauna en el Nacional de Yala.

Uzbekistán

Uzbekistán, viaje a una tierra de pasiones áridas

En todo el mundo encontramos países que apenas tienen un gran ritmo turístico, a pesar de estar sobrados de interés. Este es el caso de Uzbekistán, un país de una belleza única, y que es conocido como una verdadera muestra de lo que significa el auténtico Oriente. En este país, se pueden encontrar verdaderas bellezas arquitectónicas conservadas en muy buen estado, grandes maravillas del mundo islámico cuyo valor es incalculable. Situado en Asia Central, este país limita con Afganistán y Kazajistán.

En Uzbekistán se encuentran ciudades milenarias de tal belleza que han sido reconocidas como Patrimonio de la Humanidad, a pesar de estar completamente carente de alguna marca del mundo tecnológico de Occidente. Es por ello que esta tierra debe ser motivo de admiración y contemplación, por su gran corazón milenario que continúa intacto.

Esta magnífica tierra de mezquitas, fue levantada a partir de grandes arquitectos y constructores, quienes crearon de la nada inmensos palacios, bellos mausoleos, minaretes y una serie de piezas arquitectónicas conocidas en todo el mundo, y la mayoría en buena conservación, mientras que otras tantas no se pueden disfrutar hoy en día. Un ambiente que refleja con total exactitud el mundo antiguo, el pasado de Oriente, y que actualmente son uno de los pocos reclamos que se encuentran para atraer el turismo.

En todas las construcciones, se puede apreciar un destacado decorado de azulejos tan hermosos como el propio cielo azul. Localizados en pleno desierto rodeado de arena y sequía, forman un contraste inigualable que sigue conservándose durante miles de años. Y esto ocurre a lo largo y ancho de todo el territorio, no es que se trate de una zona puntual. Los pequeños pueblos y las ciudades más alejadas de la capital, también son poseedoras de magníficas joyas de arquitectura, creaciones monumentales que incluso merecen un reconocimiento especial. Ese es el caso de la pequeña ciudad de Shakhrisabz, con un nombre casi impronunciable, pero cuyo centro histórico es reconocido como Patrimonio de la Humanidad.

A pesar de contar con un régimen totalitario, que es el principal motivo del rechazo turístico, la cara amable de Uzbekistán la ponen sus habitantes. Esta gente hogareña está dispuesta todos los días del año a mostrarse muy amable y hospitalaria con las visitas turísticas, siempre poniendo su lado cálido y toda su disposición para que los que deciden viajar a conocer esta magnífica ciudad, pasen una estancia cómoda y completa.

Esta buena acogida por parte de los habitantes, hará que pasemos por alto el territorio sobre el que se encuentra Uzbekistán, en medio de un paraje completamente desértico, con montañas y tierras áridas. El turista estará mucho más ocupado descubriendo las costumbres propias de esta tierra, las tradiciones que se celebran allí, la deliciosa gastronomía que ofrece, etc. En definitiva, conociendo las maravillas de un mundo completamente distinto al que nosotros conocemos.

El interés por visitar esta tierra perdida aumenta cada vez más, debido a una mejoría en la calidad de los servicios turísticos y, puesto que los precios en este país son considerablemente más bajos que los que nosotros conocemos, no supone un gasto de grandes cantidades económicas para la economía personal. Un lugar digno de admirar, alejado de todo lo que conocemos y utilizamos, desconocido para la tecnología, pero que sin duda, dispone de una gran belleza tanto por su arquitectura milenaria, como por sus habitantes de cálido corazón.

Infiernos de Beppu

Los Nueve Infiernos de Beppu

Es hora de relajarse y darse un bañito. Son nueve y se llaman infiernos. No hay nada que temer, no son lugares horrendos, al contrario… toda semejanza con el infierno que puedan tener es que en ellos se desprende un calor inmenso y reconfortable.

Chinoike Jigoku con sus aguas rojas debido a la concentración de hierro. Foto extraída de: travelpod.
Son manantiales de agua caliente. Los más conocidos entre las 2.800 fuentes que componen la ciudad de Beppu, en la isla de Kyushu, Japón. No en vano, a este lugar se le llama “la Ciudad Balneario” desde 1950, ya que cuenta con más de 110 establecimientos públicos. 130.000 kilolitros de aguas termales al año, procedentes del interior de la tierra. Beppu posee el mayor volumen de agua caliente del mundo junto al parque nacional de Yellowstone (considerado el más antiguo del planeta) en EE.UU. Cientos de “onsen” o “spas” dispuestos a relajarnos y estremecer nuestra piel. ¿No es maravilloso?
Chinoike Jigoku

Las aguas de los termales de Beppu son ricas en ácidos, sulfuros, sal y aluminio. Cada año son visitadas por más de 3,5 millones de turistas que viajan hasta allí para aprovecharse de las cualidades medicinales y terapeúticas del agua, con nombres tan característicos como: “tromba del infierno” o “lago de sangre”. Ya desde la antiguedad éste ha sido el motivo por el que mucha gente acudía a Beppu. La ciudad no carece en sí misma de atractivo, pues está enclavada en una bahía flanqueada por bosques de bambú y bellas montañas. Precisamente, el agua procede de estos montes y llega hasta nosotros con extraños colores, a saber: rojo sangre, verdoso, color caramelo…
Las leyendas siempre persiguen a los lugares más fabulosos y tenebrosos, por eso Beppu la tiene también. Iyonokuni Fudoki cuenta que en el siglo VIII, un dios cayó enfermo y otros como él hicieron que emanara agua caliente entre las entrañas de la tierra porque conocían bien las cualidades curativas de la misma. Sería más adelante, en el año 1192, cuando el samurai Otomo Yoriyasu construyó casas de reposo en Beppu para alojar a los soldados heridos durante la invasión mongola. Sin embargo, no sería hasta antes de la II Guerra Mundial cuando la ciudad comenzó a popularizarse en el mundo entero, llegando a ser visitada por personajes notorios como Paul Claduel o Charles Chaplin.
Umi Jigoku

Umi Jigoku, uno de los más espectaculares infiernos.

En Beppu podemos disfrutar de muchas variedades de baños: de agua caliente, de vapor, de arena, de barro… nosotros elegimos. Pero por encima de todos ellos quedan los Nueve Infiernos o Jigoku. Siete de ellos se encuentran en el distrito de Kannawa, y los otros dos en el distrito de Shibaseki. Veámoslos:

1. Umi Jigoku. Se trata del “Infierno del Mar”. Consiste en un estanque de agua caliente con un intenso color azul. Es de los más espectaculares. Suficientemente caliente como para hervir un huevo.

2.Oniishibozu Jigoku. Literalmente, es el “Infierno de la cabeza afeitada de monje”. Se caracteriza por unas enormes burbujas de barro que emanan de las profundidades.

3. Shiraike Jigoku. Bienvenidos al “Infierno blanco”, llamado así porque la alta concentración de calcio, vuelve blancas sus aguas.

4. Yama Jigoku. A estas alturas ya habremos deducido que “Jigoku” significa “infierno”. En este caso, “Infierno de la montaña”. Se trata de un conjunto de pequeños estanques con agua extremadamente caliente. Además, cuenta con un zoo.

5. Kamada Jigoku. “La caldera del infierno”. Varias piscinas naturales de agua caliente que hierven alrededor de una estatua roja del diablo.

6. Oniyama Jigoku. Traducido sería algo así como “El Infierno del monstruo de la montaña” que cuenta con una corriente muy fuerte.

7. Kinryu Jigoku. Su nombre se debe a la estatua humeante del dragón que se colocó en uno de sus estanques, de ahí: “El Infierno del dragón dorado”.

8. Chinoike Jigoku. El color rojo de sus aguas (por la concentración de hierro), impresionante a la vista, le ha otorgado el nombre de “Infierno de Sangre”, y es el más fotografiado por los turistas.

9. Tatsumaki Jigoku. Llamado el “Chorro del Infierno”, debido a que el agua emana a 105º cada media hora…
Los termales son la mejor opción para vacacionar y no dejar de lado el cuidado del cuerpo y la piel. Son templos de belleza y salud, y Beppu ofrece no solo termales, sino también baños de azufre, barro, sal y una gran variedad de aguas con hierro y ácido a diferentes temperaturas. Es hora de ir a relajarnos de verdad, sumergirnos en el Infierno, bañarnos en aguas rojas y revivir en un nuevo despertar

Acre: un mundo por descubrir dentro de Israel

Acre

La ciudad de Acre, ubicada a orillas del Mediterráneo en el distrito norte de Israel, fue desde el año 1100 hasta el 1290 un puesto de avanzada para las cruzadas, y posteriormente cayó en el poder de los mamelucos. Luego de que el sultán de Egipto y Siria, Baybars Bunduqdari declarara la tregua a Israel -curiosamente, de diez años y diez meses-, esta ciudad tiene paz. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2001 por la UNESCO.

En el centro, aún se pueden ver murallas fortificadas y alminares otomanos, que se combinan con los centros comerciales y plazas que se encuentran fuera de las murallas de la vieja ciudad. Podemos visitar los mercados Pisanos y Venecianos, donde comprar productos típicos, como el índigo de Irak, el vidrio de Egipto, los perfumes de Siria y el azúcar de Acre, además de una inmensa cantidad de especias. Si preferimos un lugar más tranquilo, podemos pasear por las afueras de la ciudad, en los jardines y parques, o también dar un paseo en barco.

No podemos dejar de visitar el Túnel de los Templarios, construido durante la segunda mitad del siglo XIII; Hamman, los baños turcos de Pasha, construidos en el año 1781 sobre las ruinas de otros baños más antiguos, y utilizado como lugar de descanso y reuniones. También la Tumba y los Jardines de Bahai, hechos para el fundador de esta religión, y cuya entrada es libre; o Burj el Commandar, la fortificación noreste del muro de El Jazzar.El Puerto Pesquero, que se encuentra sobre la región oeste de la Bahía de Acre, al que se puede entrar por una plaza situada entre el Jan el Afranj y Jan el Umdan, donde los pescadores remiendan sus redes mientras beben café. Dentro de las mezquitas, la de Al Jazz, construida en 1781, donde estaba la Catedral de Acre; y la de El Ramel, construida en 1704-1705, en la margen derecha del mercado principal. La Colina de Napoleón se llama así, debido a que desde allí fue que él intentó conquistar la ciudad con dos meses de asedio, tras los cuales tuvo que retirarse humillado. Debemos destacar también el festival Teatroneto, con una duración de ocho días con la participación de aficionados de todas partes del mundo, y en él se organizan espectáculos callejeros. Y por último, en Acre podemos encontrar el restaurante de hummus más famoso de Israel, donde generalmente hay que hacer cola para conseguir una mesa donde comer.

Acre cuenta con hoteles de cinco estrellas, así como también establecimientos caseros, poco económicos. La gastronomía se basa en pan de jengibre, higos, dátiles y granadas. Para beber, la kumiz, leche fermentada de yegua.

Fauna isla Sulawesi

Descubre las increíbles criaturas de la isla Sulawesi
Ave de la isla Célebes.

En la más remota y extrema punta del mundo, nos encontramos con una de las islas más peculiares que existe sobre la faz de la Tierra. La llamada Sulawesi, o también conocida como una de las islas Célebes, uno de los archipiélagos, situado en Indonesia, más grandes de todo el mundo. Con una forma muy peculiar y extraña, la isla se presenta como un conjunto unido de diferentes islotes que se agrupan mediante una serie de parajes montañosos. Aun así, esta isla es famosa no por su creación geográfica, sino por su increíble fauna, tanto terrestre como marina, considerada la más diversa y extraña de todo el mundo.

Entre la diversidad de fauna que se encuentra allí, se han catalogado 127 especies de mamíferos, de las cuales alrededor de unas 72 son propias del lugar. También cabe destacar una gran cantidad de aves, de un plumaje muy variado y colorido, con sorprendentes tonos cromáticos. Además, se encuentran una especie de jabalíes con colmillos curvados, un búfalo de dimensiones muy pequeñas, macacos negros y monos con ojos muy saltones que o intimidan, o enamoran.

De entre los diferentes tipos de aves genuinas que se encuentran en la isla de Célebes, casi el 35% de las especies no se encuentran en ningun otro lugar de todo el planeta. Por otra parte, no todo el misterio se queda en la tierra o el aire. En el fondo del mar se pueden encontrar una gran diversidad de criaturas tan extrañas, que parecen sacadas de un planeta distinto.

Especialmente cuando se bucea o investiga en el área del Parque Nacional Marino Bunaken, lugar en el que se han fotografiado la mayor diversidad marina del mundo. Es por ello que los turistas que deciden viajar a la isla Celebes no pueden dejar escapar la oportunidad de sumergirse en las profundidades del mar y comenzar a bucear en busca de los animales más magníficos jamás vistos.

En cuanto a la referencia histórica de esta región alejada de todo lo que conocemos hasta ahora, cabe destacar su pasado y de ahí, la etimología que presta nombre a esta isla con forma de [K]. Tras llegar los portugueses a esta región por el año 1512, y tras la creencia de que era uno de los lugares de los que se extraía gran cantidad de hierro para su exportación, los portugueses lo llamaban Célebes, cuyo nombre ha derivado, en el idioma bahasa indonesio, en la palabra Sulawesi. Éste término se cree que deriva de la formación de la palabra sula que significa isla, con besi, que significa hierro.

Hoteles en Jimbaran, Indonesia

Hoy vamos a realizar una ruta hotelera por Jimbaran, Indonesia. Aquí encontraremos variedad de hoteles para todos los gustos y bolsillos. Empecemos recomendando al Hotel Four Seasons Resort Bali. Se trata de un hotel boutique de lujo, el cual nos ofrece instalaciones de primer nivel con excelente vistas del mar.

También vale la pena señalar el caso del Jimbaran Puri Bali by Orient-Express, un resort de lujo, ubicado frente a la playa, a donde encontramos habitaciones suites, villas, piscinas, restaurantes, bares y spa.

El Jamahal Private Resort & SPA es un alojamiento de 5 estrellas, en donde podemos reservar habitaciones desde 201 euros hasta 471 euros, dependiendo si es una habitación simple o una suite. Este oasia hotelero, está decorado por jardines tropicales y piscinas privadas. Vale la pena mencionar que se ubica muy cerca de la playa y a unos 10 minutos del aeropuerto.

Oto hotel de 5 estrellas recomendable es el AYANA Resort and Spa, a donde encontraremos habitacionesd desde 183 euros hasta 401 euros. Este magnífico alojamiento ubicado en un espacio de 77 hectáreas llenas de jardines tropicales, nos ofrece excelentes vistas del Océano Índico. Si buscabas un lugar a donde respirar paz y tranquilidad, no cabe duda en que debes optar por pasar tus vacaciones aquí.

El InterContinental Bali Resort es un alojamiento de 5 estrellas, a donde podemos encontrar habitaciones desde 151 euros hasta 277 euros por noche. Sin duda este es uno de los más destacables resorts para viajar en compañía de la familia.

Otro de los hoteles por los que puedes animarte es el Karma Jimbaran , a donde encontrarás habitaciones desde 385 euros hasta 544 euros por noche

Fortaleza de Chittorgarh, India

Descubre las inmensas dimensiones del mayor templo de India

La Fortaleza de Chittorgarh es una de las mayores estructuras arquitectónicas de India. Construida y levantada sobre una colina de aproximadamente unos 180 metros al sur de Rajasthan, encontramos esta maravilla del siglo VII. Sus dimensiones alcanzan un total de casi 3 kilómetros cuadrados, lo que la convierten en un monstruo arquitectónico. Se encuentra rodeado de unas inmensas murallas que servían de protección siglos atrás, ante posibles ataques de guerra. Sin duda, un trabajo arquitectónico único en el mundo, y que merece un homenaje por su largo paso en el tiempo.

Esta fortaleza lleva arraigada consigo una historia que está impregnada de una gran serie de edificios históricos, templos, torres conmemorativas, etc, que hoy en día sirven de ruinas monumentales que inspiran a los miles de turistas que las visitan, y a todos aquellos literatos que durante siglos, buscan en ellas fuentes novelísticas. Toda una obra del tiempo que sirve a todos para deleitarse y admirar.

Dentro de esta maravilla más conocida como Chittor, se encuentra la Torre de la Victoria, una descomunal construcción de más de 37 metros de altura, construida durante el siglo XV para conmemorar al rey de la época. Totalmente decorada con motivos arquitectónicos y ornamentos de gran belleza, todas las figuras que ahí se encuentran están inspiradas en gran parte de la espiritualidad y deidad India. En la misma zona, también podemos contemplar otra maravilla de la construcción, otra torre de un tamaño similar, pero de creación más antigua, la conocida como Torre de la Fama.

Esta gran fortaleza centenaria es una de las visitas que más se recomiendan en todas las agencias cuando se prepara un viaje a India. Todos los amantes de la historia, de las leyendas, de las culturas diferentes, y todos aquellos que alucinan cuando viajan con la imaginación a otros lugares y otras épocas, deben visitar esta maravillosa fortaleza Chittor. Un lugar en el que se reviven todos los momentos históricos como las batallas por la libertad, o menos agradable, el sacrificio de las mujeres mediante rituales mágicos.

Esta maravillosa construcción es muy conocida por su asociación a dos figuras históricas, Meera Bay, la poetisa hindú más famosa y espiritual, y Maharana Pratap, todo un jóven lleno de valores, honor y dignidad, considerado como un héroe para la población de India. Es uno de los lugares de todo el mundo que vale la pena visitar, ya que, a pesar de que la gran mayoría de edificaciones en India fueron derruidas por las batallas de Mongolia, el país tiene la suerte de contar con estos magníficos monumentos en condiciones muy óptimas para poder visitarlas y admirarlas. Un buen estado de conservación para los monumentos que tanto han sufrido a lo largo de la historia.

Goreme Turkia

Goreme, en el interior de la roca

El ser humano lleva millones de años viviendo sobre la faz de la tierra y en tanto tiempo ha podido hacer cosas maravillosas. Muchas de ellas las desconocemos, pero otras nos han llegado en forma de legado. Una pequeñísima parte de él lo constituye el actual Parque Nacional Goreme. Continuar leyendo “Goreme Turkia”