Las Gachas colombianas

Un municipio con muchos atractivos naturales
Balneario Las Gachas

En el Municipio de Guadalupe, ubicado en la República de Colombia al sur oriente del Departamento de Santander y sobre la coordillera oriental, se encuentra esta maravilla natural que ha sido bautizada como el Balneario Las Gachas.

Con una temperatura media entre 19-23ºC en la región, este Municipio pertenece a la Provincia Comunera, donde la economía regional se funda en la agricultura y la ganadería.

Entre sus bellezas naturales y sitios propicios para el disfrute del turista, el Municipio de Guadalupe cuenta con los siguientes: El Salitre, Cueva el Perico, Cascada la Chorrera, Pozo la Gloria, Camino de las Gachas, Cueva del Berraco, además de un casco urbano bellísimo pues en el predomina la arquitectura colonial.

Dentro de la arquitectura, es de resaltar la Iglesia de la Virgen de Guadalupe construida en Piedra Labrada, en donde se venera a la Patrona del Municipio y cuya fiesta se celebra el 12 de diciembre y que es un evento popular al que acuden visitantes de diversas regiones de Santander y del país.

El municipio está ubicado a una hora de Oiba, entre valles en los cuales se encuentran una serie de atractivos turísticos únicos e incontables tales como cascadas, cuevas, lagunas, balnearios y sitios religiosos que hacen de Guadalupe un municipio con una gran variedad de propuestas turísticas culturales, naturales, deportivas y religiosas.

Fundado en 1715 por la familia Camacho Sabidos, Guadalupe en Santander, Colombia tiene no pocos atractivos:

Pozo El Salitre: consiste en una corriente de agua que se va calentando con el sol y se desposita en una serie de pozos naturales esculpidos por la corriente sobre la roca, a manera de jacuzzis naturales.
El Pozo de la Gloria: ubicado a menos de 1 Km de El Salitre, es un pozo natural donde se puede nadar.
La Cueva el Perico: caverna natural ubicada a 3 Km de la cabecera municipal por la vía que conduce a la vereda El Mararay.
La Peña del Cajón: Formación natural a manera de corte en el terreno, que tiene una altura de hasta 110 m en sus puntos más elevados, ideal para practicar rappel.

Otros sitios de interés son:

 

  • Cascada la Chorrera
  • Cueva del indio
  • Piedra del sapo
  • Cueva del berraco
  • Quebrada las gachas
  • Cueva de los aviones
  • Cascada de la LLanera
  • Río Suarez

Palmeras milenarias

Las palmeras milenarias del Valle de Cocora

El Valle de Cocora (Colombia) se encuentra entre 1.800 y 2.400 metros sobre el nivel del mar, y tiene un ecosistema similar al de un bosque nuboso con densa vegetación, por el que se asoman miles de palmas de cera del Quindío -el árbol nacional-, una especie endémica de palmera de gran altura -las condiciones climáticas de la zona hacen que crezcan hasta ochenta metros y vivan más de cien años-, que crece en los departamentos de QuindíoRisaralda y Tolima, al noroeste del país.

Continuar leyendo “Palmeras milenarias”

El Eje Cafetero

Vacaciones con aroma a café

casa5completa_jpg.jpgA comienzos del siglo XIX, la región cafetera de Colombia se funda con las poblaciones de Salamina y Aguadas, destinos de la migración de los antioqueños. Posteriormente fueron apareciendo Neira, Quichía, Filandia, Manizales, y Armenia, sobre las que se erigió lo que hoy se conoce como la cultura del café.

En torno a la Cordillera Central, la región cafetera se extiende a través de los departamentos de Quindio, Risaralda, y Caldas. En esta zona, cuyo eje lo conforman las respectivas capitales de Armenia, Pereira, y Manizales, el cultivo del café se da gracias a un clima de condiciones excepcionales que lo han hecho merecedor del t´tulo del de mejor calidad del mundo.

El cultivo del café es el sostén económico de esta región, acompañado de otras actividades principales como la lechería, la ganadería, y la producción de madera de guadua y pino. Estas condiciones, sumadas al cultivo de frutas tropicales, a la belleza paisajística de sus pueblos, y a la hospitalidad de su gente, han convertido a esta zona cafetera en un novedoso destino turístico para quienes se interesan por el ecoturismo.

Armenia es la capital del departamento del Quindío. El 25 de enero de 1999 un terremoto casi la arrasa por completo, pero volvió a resurgir, y en la actualidad puede mostrar un desarrollo sostenido y una pujanza industrial y comercial. Esta ciudad capital es el corazón del ecoturismo, ofreciendo más de cien fincas cafeteras para el ejercicio de esta actividad.

La temperatura del Quindío es de 20° aproximadamente, y entre los sitios de interés ofrecidos en las rutas turísticas sobresalen Calarcá, Panaca, El Parque Nacional del Café

El municipio de Calarcá está situado a 4 kilómetros de Armenia. Es la segunda ciudad más importante del departamento. Es uno de los municipios que empezó a ofrecer primero los denominados alojamientos rurales. Este lugar posee paisajes que contrastan entre sus quebradas y bosques. Es el sitio ideal para la práctica del turismo de aventura porque se pueden realizar cabalgatas, ciclomontañismo y kayaking por el río Barragán.

Panaca es el primer parque temático y agropecuario de Latinoamérica. Su objetivo principal es conseguir que los visitantes de todas las edades interactúen con la naturaleza y la fauna doméstica. Este parque es en realidad una finca extensa, con ocho estaciones y más de 4.500 animales de diferentes especies. Aquí el turista también tiene la oportunidad de conocer de cerca las actividades agropecuarias, sus secretos y sus tradiciones. Son 46 hectáreas de espacio natural con cultivos, jardines, y senderos por donde caminar.

El Parque Nacional del Café, fundado por la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia y el Comité Departamental de Cafeteros del Quindío, es una entidad sin ánimo de lucro que fue ideada para resguardar el patrimonio histórico del café, y promocionar actividades recreativas y ecológicas. Este es un parque temático donde el visitante podrá obtener amplios conocimientos sobre la tradición de la cultura cafetera.

Pereira es la capital del departamento de Risaralda. Es un importante centro comercial e industrial de la región. Comúnmente se le conoce a nivel nacional como la ciudad querendona, trasnochadora y morena de Colombia. A cuarenta y cinco minutos de esta capital se encuentra Marsella, un municipio que tiene una considerable oferta de fincas cafeteras para el itinerario turístico, y un Jardín Botánico, y una Reserva conocida por el nombre de La Nona.

Los Termales de Santa Rosa de Cabal es un destino turístico que ofrece el Risaralda para disfrutar de las piscinas de lodo, de las aguas termales medicinales, y de las rutas ecológicas.
La Laguna del Otún, atraviesa la capital del Risaralda y ofrece incomparables paisajes como el del Bosque de Frailejón. Esta laguna se encuentra localizada dentro del Parque Nacional Natural Los Nevados.
La Reserva Ucumari es el hábitat de los osos anteojos, y ofrece una gran variedad de de flora y de fauna en las 4.240 hectáreas de bosque andino con bellas cascadas.

El Zoológico Matecaña es otro atractivo turístico de Pereira. Se especializa en cuidar y proteger animales en cautiverio. Actualmente cuenta con 1.200 animales de todas las especies, entre las que hay 175 especies nativas. Posee un Aviario y un Viarium con 165 especies distribuidas en mamíferos, aves, peses, reptiles. También cuenta con un museo taxidérmico con animales de todas las especies, disecados para ofrecer ilustración amplia a los turistas.

El departamento de Caldas le debe su nombre al ilustre sabio Francisco José de Caldas. Su capital es Manizales, la tercera integrante del Eje Cafetero. Entre las poblaciones de este departamento se destacan Salamina, Aguadas, y Neira, entre otras. Salamina fue declarada monumento nacional por una arquitectura en la que predomina el uso de la guadua. A Aguadas la embellecen sus paisajes, el puente de piedra, las playas sobre el Arma, y la cascada de La Chorrera. Por sus construcciones en bahareque fue declarada monumento nacional. Neira es vecina a la Reserva Natural de El Roble. Su arquitectura basada en la guadua y el bahareque armoniza con un templo románico construido en el siglo XIX.

El departamento de Caldas comparte con los dos otros departamentos que constituyen el Eje Cafetero El Parque de los Nevados. Este parque es una de las grandes reservas de agua del país. Cinco cumbres nevadas sobre la Cordillera Central, tienen más de 5.000 metros de altura. Ríos y quebradas se desprenden de sus cumbres para abastecer de agua a los departamentos de Caldas, Quindío, Risaralda y Tolima. En su área hay cráteres volcánicos inactivos en su gran mayoría. A la entrada de este Parque de Los Nevados, se encuentran Los Baños Termales del Ruiz, que tienen una completa infraestructura hotelera para atender al turismo nacional e internacional. Este lugar está localizado a una hora y cuarenta minutos de Manizales por vía terrestre, y su mayor atractivo consiste en los baños medicinales que ofrece y que son una verdadera terapia de relajación antes de emprender el ascenso hacia los nevados. Su altura es de 3600 metros y su temperatura es relativamente baja.

La región más húmeda de Colombia

Con 12.000 mm de lluvias anuales, Chocó es en una de las regiones más húmedas del mundo

La ubicación tropical de Colombia le confiere unas temperaturas bastante homogéneas durante todo el año. Sin embargo, este país goza de una geografía de lo más variada, que va desde el desierto hasta la selva pasando por todo tipo de matices climáticos y de ecosistemas. Así encontramos en un mismo país departamentos como La Guajira con una pluviosidad anual de 300-400 mm, y Chocó, con un promedio de lluvias de 12.000 mm al año. Uno de los más elevados del mundo.

Bahía Solano, uno de los principales enclaves turísticos de Chocó y de Colombia

Así que, ¿cuál es el departamento más húmedo de Colombia? Pues sin duda, el que aquí nos ocupa. Ubicado en el noroeste del país, en la región del Pacífico Colombiano, Chocó comprende las selvas del Darién y las cuencas de los ríos Atrato (uno de los más caudalosos del mundo) y San Juan. Limita al norte con Panamá y es el único departamento del país bañado por aguas del Atlántico y del Pacífico.

Su naturaleza selvática, sumada a las condiciones meteorológicas, hacen de Chocó un territorio de difícil acceso y pobre en lo que a infraestructuras se refiere. En parte por falta de inversión, en parte por la insistencia de los ecologistas por preservar uno de los ecosistemas más especiales del planeta. Sin embargo, el turismo en el departamento es no solo posible, sino casi esencial para su supervivencia.

Llegamos así al quid de la cuestión. ¿Es seguro visitar Chocó? Aunque es una de las zonas más azotadas por los conflictos armados, con continuas masacres en algunas regiones, en otras se han desarrollado dispositivos de seguridad muy efectivos que garantizan su explotación turística. De este modo, es posible visitar sin problemas los parques nacionales de Los Icatíos, Utría y Tanamá, así como diversas localidades del litoral.

Para muchos surgirá la pregunta de hasta qué punto es ético visitar por placer una región que vive en una situación tan compleja. Pero deben saber que precisamente el turismo es uno de los mayores potenciales de la zona, y que el hecho de explotarlo puede ser muy positivo para el departamento. Hay que tener en cuenta que las alternativas económicas para Chocó pasan por la minería, la agricultura (que se lleva a cabo pese a las dificultades derivadas de las lluvias) y la explotación pesquera y forestal. Todas ellas actividades que a medio plazo pueden causar graves daños a esta bella región.

Quienes quieran visitar Chocó y saber cuáles son las zonas del departamento adaptadas al turismo, deben visitar el siguiente enlace de Colombianparadise.com.

Caño Cristales en Colombia.

El río más hermoso del mundo

No es un capricho salido de mi imaginación. El río que vengo a presentar aquí lleva por nombre “El río más hermoso del mundo”. En efecto, lo es. Las circunstancias que lo envuelven le dotan de una característica muy peculiar que ya habíamos visto en otros paisajes, aunque en menor grado. El río sería un accidente geográfico del todo rutinario si no fuera por esas maravillosas algas que flotan en el fondo del mar. Esas algas, en abundancia, tiñen las aguas de rojo, de amarillo, de verde, de azul y de negro. No son colores que se puedan confundir fácilmente, son colores que se transparenta a lo largo del río, se combinan, se entremezclan y forman espectáculos visuales impresionantes. Por ello es que también se le conoce como “El río de los cinco colores”. Cinco colores escandalosos que vienen atrayendo a viajeros, turistas y expedicionarios hasta la Sierra de La Macarena (Colombia) para definirla como uno de los lugares más bellos de la Tierra. El poder de la naturaleza se impone una vez más indiscutiblemente.
Caño cristales Colombia
El río se llama oficialmente Caño Cristales, pero son bien conocidas sus otras dos denominaciones. En la zona, la flora y la fauna acompañan a este paisaje enternecedor: la vegetación es exuberante, el agua cristalina, y las aves cruzan los cielos cantando. Un paisaje que invita a soñar. Para los investigadores, la Sierra de La Macarena es una región de gran interés geográfico. Para los turistas, es un lugar perfecto para abrirse a un mundo de paz, de vida silvestre. La Serranía posee, entre otras, 420 especies de aves, 10 de anfibios, 43 de reptiles y 8 de primates. Caño Cristales, a pesar de la devastación y el atropello de colonos y negociantes en madera que talan los árboles sin conciencia ambiental, aún es parte principal de la Reserva de flora y fauna de la Sierra de La Macarena. El río está declarado asimismo patrimonio biológico de la humanidad, no es de extrañar porque aquí confluyen todas las bellezas de la geografía colombiana.

Para apreciar este río multicolor, cuyas imágenes son reveladoras de su potencial atractivo, únicamente podremos acceder a caballo, en burro o a pie. Es durante el tiempo que transcurre entre la estación húmeda y seca (entre septiembre y noviembre) cuando el río se transforma y deja ver mejor que nunca toda su belleza. El Caño Cristales posee algas y corales. El Caño Cristales es el río mas hermoso del mundo

Bogotá

Pura rumba y cultura en Bogotá

Una capital latinoamericana con aires de Colonia

Colombia tiene mala prensa aunque la misma no es infundada pues, ciertamente, los conflictos civiles y políticos existen aunque, la pintar del mismo color a todo un país con realidades tan disímiles ayuda a ratificar que Colombia es, aún y cada vez más, un destino turístico de gran atractivo.

Las razones por las cuales muchos viajeros se aventuras a pesar de las advertencias que se multiplican en Internet o de boca en boca es la riqueza cultural y patrimonial de muchas de las grandes ciudades de Colombia, así como la exagerada vida nocturna que invita a coger vuelos Bogotá cuando lo que se quiere es diversión.

Ubicado cerca de dos kilómetros de altura en los Andes verdes, la capital colombiana puede verse envuelta por las nieblas de montaña suave y en algunas épocas en que esta niebla es muy espesa, los vuelos se demoran o derivan a otros aeropuertos, pero para los bogotanos como para la mayoría de los colombianos, esto forma parte del encanto de la región.

El premio a quien se aventure a tomar un vuelo a Bogotá muy a pesar de estas advertencias será muy rico: un cuadro sofisticados del arte, arquitectura y la acción y una muy corta distancia hacia un destino de playa de renombre mundial: Cartagena (a una hora de avión).

En Bogotá, lo que era el corazón de la ciudad, su parte histórica conformada por el barrio La Candelaria, el núcleo colonial español de 400 años de antigüedad, situado justo al lado del gran Bolívar, una plaza de estilo europeo, se encuentra en expansión.

No hace mucho tiempo atrás, se trataba de un campo de batalla frecuente entre los guerrilleros de las FARC y las fuerzas de seguridad de Colombia pero gracias a las medidas de seguridad eficaces, la violencia ha dado paso a nuevos hoteles, cafés y galerías, incluyendo el Centro Cultural Gabriel García Márquez, una biblioteca modernista y el espacio de exposiciones con el nombre de gigante literario del país.

Los hoteles del tipo colonial o modernos se levantan por las callejuelas a ambos lados, invitando a diferentes experiencias típicas de Bogotá: el Hotel Ópera, ambientado en el siglo XIX y cerca del Teatro Colón, es sólo una muestra de los establecimientos que se pueden disfrutar.

La orfebrería, por supuesto, es el punto fuerte real de Colombia, y esto se puede encontrar en exhibición en el corazón del centro de Bogotá en el Museo del Oro que se volvió a abrir después de una renovación de 10 años. Bañado en la luz del sol y la proliferación de más de un cuarteto de pisos llenos de galerías, el Museo incluye 6.500 piezas de oro y cerámica, muchos más de 2.000 años de antigüedad.

Por la tarde es el mejor momento para disfrutar de las vistas desde el Cerro de Monserrate, la iglesia y el monasterio encaramado por encima de Bogotá a 3.100 metros y rodeado de eucaliptos fragantes. Allí se puede ascender a través de teleférico o unirse a la multitud de peregrinos que desafían la caminata a pie todas las mañanas del domingo

Santuario de Las Lajas

El Santuario de las Lajas de Colombia

No pasan de moda. Castillos e iglesias siempre nos fascinan con su elegancia, con sus rimbombantes torres, sus fabulosos estilos arquitectónicos, sus historias encerradas entre muros y, sobre todo, su auténtica belleza. Todos se llaman igual, pero todos son diferentes. Continuar leyendo “Santuario de Las Lajas”