Que hacer en Málaga

Málaga es el destino perfecto para quienes buscan sol, playa, diversión y cultura. Sus opciones de entretenimiento son muchas y muy variadas, y satisfacen los deseos de cualquier visitante, incluso del más exigente. Esta ciudad recibe fama mundial debido a sus playas de arena blanca y agua color azul turquesa. El clima de la franja mediterránea es cálido casi todo el año y el sol brilla prácticamente todos los días, lo que hace a Málaga el destino ideal para descansar en la playa y relajarse con el sonido del mar.

Continuar leyendo “Que hacer en Málaga”

Olite ciudad medieval

Olite, la ciudad medieval de Navarra

La ciudad de Olite es una auténtica maravilla conservada en el tiempo. Esta ciudad medieval se ambienta en una auténtica época romana, con su castillo tan histórico, tan imponente, y tan sublime. La historia que marca la ciudad de Olite comienza en el año 620, fundada por el rey godo Suintila. Posteriormente el rey Carlos III la convirtió en su sede favorita, lo que le llevó a hacer unas muy importantes y majestuosas obras en el castillo, el cual quedó tal y como lo podemos observar hoy en día. Continuar leyendo “Olite ciudad medieval”

Luarca

Luarca, la villa de los pescadores

Luarca es una pequeña villa llena de encanto situada al norte de España, en Asturias. Es uno de esos pequeños rincones con encanto que no suelen ser muy conocidos por el turismo masivo, y de ahí precisamente ese encanto. Y es que la paz y la calma que respira en este tranquilo pueblo de pescadores nada tiene que envidiar a la gran actividad de las urbes.

Es tierra de pescadores puesto que la villa de Luarca está situada junto al mar y, por ello, ha sido un enclave pesquero de importancia, sobre todo en la captura de la ballena. De hecho, el entramado arquitectónico se encuentra construido alrededor del puerto. Sus barrios marineros -como el Cambral, La Peña y La Carril- junto con el cementerio y el faro forman un conjunto de impresionante belleza que dirigen nuestros pasos hacia Villar, donde existe una de las más importantes muestras de arquitectura indiana de todo el Principado de Asturias.

Pero no es lo único que podemos visitar en Luarca. El Aula del Mar es otra de las atracciones de la villa ya que alberga la mayor exposición de calamares gigantes de Europa y una de las más importantes del mundo, además de un total de 500 especies marinas que se pueden visitar los fines de semana y durante las vacaciones a partir de las 11 de la mañana y cinco de la tarde.

Otra visita que es recomendable hacer es observar la panorámica que te ofrecen los miradores que desde lo alto rodean a los barrios de pescadores o dar tranquilos paseos por el territorio de las Casas de Indianos de Villar, hasta llegar a las playas cercanas y bañarse los pies en el frío mar Cantábrico.

Pero no sólo de playa y mar vive Luarca ya que si echas la vista atrás tendrás una fantástica panorámica montañosa. Y es que la villa une el concepto de playa y montana hasta el infinito. Y es que la zona interior se encuentra dominada por frondosos valles y sierras que llegan a sobrepasar los 1.000 metros de altitud, configurando un paisaje excepcional por la calidad, la variedad y la singularidad de su naturaleza.

Y ¿qué puedes esperar de su cocina? Pues lo fogones viven al son de una gastronomía muy ligada a la fiesta. Las grandes comilonas se preceden en los días festivos y destaca un menú de gran calidad gracias al uso de los productos propios de la región. El pescado y el marisco del Cantábrico son los dos grandes protagonistas. Una fiesta a la que se suma la carne de la montaña, las verduras y la matanza de cerdo realizada a la manera tradicional y que, junto con las setas en temporada, constituyen las señas de identidad de la villa.

Unos manjares de los que han sido testigos selectos personajes como el Premio Nobel Severo Ochoa, además del Diputado Republicano Álvaro de Albornoz y el poeta y estudioso de la lengua ‘Fernán Coronas’, que era como firmaba sus obras el Padre Galo. Otros más actuales que ya forman parte de Luarca son Margarita Salas, bioquímica y alumna de Severo Ochoa; Gil Parrondo, ganador de dos Oscars de la Academia de Hollywood; y el pintor Álvaro Delgado, Medalla Nacional de Oro en las Bellas Artes.

Esquiar en Candanchú Aragón

Esquía en el corazón del Parque Nacional de los Pirineos, esquía en Candanchú

En el Pirineo aragonés, junto al valle del Aragón, encontramos la estación de esquí Candanchú. Esta estación se encuentra situada muy próxima a otra de gran reconocimiento mundial, la estación de Astún, no obstante, si por algo destaca esta estación es precisamente por su trayectoría histórica en lo que a ocio deportivo sobre nieve se refiere.

A 27 kilómetros de la ciudad de Jaca se levanta un complejo deportivo que se ha consolidado, por a su amplia y larga experiencia, como uno de los núcleos más importantes e ineludibles para los esquiadores de España y de Francia, gracias a su cercanía con la forntera de este país vecino.

Su situación, además, le aporta uno de los espectáculos naturales que más turistas ha atraído desde que abriera sus puertas. Un hecho a destacar si tenemos en cuenta que se encuentra en una de las zonas con más oferta deportiva de estas características. Y es que, tan sólo en el Pirineo, se contabilizan unas 21 estaciones de esquí y, algunas, tan conocidas como la del Formigal, Baquira-Beret o Port Ainé. Pero no sólo compite con las de esta zona sino que también, con otras de gran relevancia como Sierra Nevada del Sistema Penibético y otras de los Sistemas Central, Ibérico y de la Cordillera Cantábrica.

Por ello, se hace imprescindible que esta estación asegure una basta cantidad de nieve de una calidad extrema. Algo que proporciona durante ocho meses, de diciembre a mayo, aunque por si acaso también cuenta con una instalación de nieve artifical que le permite ampliar la oferta de actividades de esta temporada invernal.

Una oferta de actividades deportivas que completa con sus 74 mil kilómetros esquiables repartidos en 10 pistas verdes indicadas para los que son principiantes, 12 azules para los que tienen una experiencia media, 18 rojas para lo más avanzados y 5 negras para los que son auténticos expertos del esquí. Algunas de ellas, ocho en concreto, se encuentran homologadas por el FIS, lo que quiere decir que podrían prestarse para la competición deportiva.

No obstante, aún guarda otra carta bajo la manga y es una pista extra para los más aventureros. Para aquellos que quieran realizar esquí de fondo por dentro de los 35 kilómetros que tienen reservados para esta modalidad dentro este paraje natural nevado, además de una escuela de esquí -una de las de mayor reputación de España- con profesores especializados que imparten clases en todas las modalidades disponibles: alpino, fondo, carving, snowboard, telemark, montaña, travesía, artístico, etc.

Algo más al sur, se sitúa la estación transfronteriza del Somport, situada en el corazón del Parque Nacional de los Pirineos a unos 1.600 metros de altitud. Una estación especializada en el esquí de fondo que te ofrece pistas blancas para principiantes y negras para fondistas expertos. En total unas 9 pistas en más de 34 mil kilómetros que posee esta estación, de los cuales 25 mil kilómetros son del lado francés y 9 del lado español.

El atractivo de Malaga

Vacaciones atractivas en Málaga

Las vacaciones en Málaga Capital son ideales para disfrutar de un clima mediterráneo, que en el verano permite disfrutar a pleno de sus playas, con una gran cantidad de días soleados y con muy pocas probabilidades de lluvias.

Hotel del Valle

Duerme en un castillo en el Hotel del Valle

Situado en el centro del valle de Ayora-Cofrentes, en el lugar donde se juntan los ríos Júcar y Cautabán, a las afueras de localidad valenciana de Jalance se encuentra el Hotel del Valle.

Un hotel que no sólo muestra a través de sus ventanas la belleza de la naturaleza mediterránea sino que también, la historia de todo un pueblo a través de sus paredes. Y es que si deseas sentirte como una princesa de cuento o hacer simplemente turismo rural, lo mejor es que te instales unos días en este maravillosos hotel que no ha dejado indiferente a ningún huésped que ha hospedado.

Un entorno rural pero con todos los lujos de una ciudad es lo que te espera si finalmente decides recorrer las huertas valencianas de esta Comunidad.

En los alrededores hay senderos, barrancos como el del Júcar, cañones, cascadas y ríos provenientes del río Cautabán. Un entorno fantástico para aquellos que quieran hacer una escapada rural a la ciudad de los campos, los naranjos y el buen comer.

Todo un espacio dedicado al ocio y el deporte que llenará de aire limpio tus pulmones pero además, si te cansas de tanta naturaleza -gracias a sus situación y a pocos kilómetros de distancia- podrás visitar las famosas playas del lado este del país y el centro de esta localidad. Y es que Jalance aúna modernidad y tradición hasta en sus fiestas.

Unas celebraciones que podrás disfrutar en los meses de enero, festividad dedicada a San Antón, muy popular gracias a que es la única dedicada a la fauna animal ya que los animales domésticos son benedecidos y donde los quintos de cada año -jóvenes que cumplen la mayoría de edad- recogen leña que después prenden, formando una gran hoguera al atardecer y que permanece encendida hasta entrada la noche y alrededor de la cual, los fuegos artificiales -como las carretillas y cohetes- son encendidos haciendo de la pólvora y el ruido los últimos protagonistas de esta fiesta; de febrero, fecha en la que se celebran las fiestas Patronales de San Blas y donde podrás conocer los cantares populares de la región; de agosto, cuando son las fiestas en honor a la Virgen de la Asunción con mercadillos improvisados y música durante toda la semana que dura el festejo; de septiembre cuando se celebra San Miguel, día que se realiza el tradicional reparto de un dulce típico de la localidad: los rolletes de San Miguel; y por último del mes de diciembre, concretamente el día 28, día de los Santos Inocentes, cuando con la histórica ‘fiesta de los Locos’ -celebrada desde el siglo XVII- se nombra un alcalde de la fiesta y éste recibe, de manos del alcalde de Jalance, la ‘vara de mando’ del pueblo que será gobernado por ellos durante 24 horas, momento en el que los locos salen a las calles, acompañados de los músicos y ataviados con divertidas disfraces, llamando a las puertas de las casas para pedir aportaciones para la fiesta y parando a los coches, haciendo bajar a sus ocupantes, y obligandoles a bailar con cualquiera que pasa en ese momento cerca para que puedan continuar su camino.

Toda una locura desatada que te hará desear volver al hotel para descansar en alguna de las 44 habitaciones de las que dispone. Unas estancias decoradas con un estilo rústico pero elegante y con todas las comodidades que te harán sentir que estas como en casa: baño completo con secador de pelo, aire acondicionado, TV vía satélite, teléfono directo, caja fuerte, minibar, chimenea para los meses de frío, piscina exterior, dos magníficos bares, una gran sala de reuniones, parking seguro y recepción abierta las 24 horas.

Además, para los más románticos, el Hotel del Valle de tres estellas tiene dos suites que cuentan con una sala de estar y bañera de hidromasaje con vistas al río Júcar.