Hotel temático Propeller Island City Lodge

Cada una de sus habitaciones ofrece una experiencia distinta

‘Upside Down’, la habitación en la que el suelo es el cielo (y viceversa)

Hoy te ofrecemos una propuesta para convertir una escapada europea en una experiencia muy diferente. Y es que, ¿quién dijo que los viajes ‘low cost’ solo entendían de albergues? Estirando el ahorro del vuelo podemos permitirnos un capricho distinto ni que sea por una noche. Eso es precisamente lo que nos propone el Propeller Island City Lodge de Berlín, un hotel en el que cada una de sus más de 30 habitaciones tiene una ambientación distinta. Y con eso no queremos decir que se valgan de cuatro lámparas verdes y motivos florales para denominarla Primavera, por ejemplo. Hablamos de convertir la estancia en otro mundo, de tal modo que acciones como meterse en la cama, ducharse o entrar y salir del lugar ganan un plus de creatividad.

Así, por ejemplo, podemos dormir en una habitación de suelo inclinado en la que la cama parece flotar sobre el suelo o pasar una velada con nuestra pareja en una estancia en forma de diamante y en la que todas las paredes son espejos. Los más aventureros disfrutarán de lo lindo en la 4 Beams, una habitación cuya cama se encuentra suspendida a un metro y medio sobre el suelo, enganchada con cuerdas a cuatro vigas que parten del techo. O en la Wrapped, una habitación en la que las tres camas se distribuyen en un pasillo de cemento que recuerda el de un búnker o el de una mina. Un punto igual de sórdido que el de la anterior tiene la habitación Freedom, aquella que, paradójicamente, representa una cárcel. Con el retrete en la misma estancia que la cama, tal y como sucede en la vida real, pero mucho más confortable. Un agujero en la pared y un balcón con parasol facilitarán nuestra huída.

‘Freedom’, la cárcel de la que entras y sales libremente

Pero de todas las disponibles, la habitación más impactante es aquella en la que los huéspedes duermen en tumbas. Serán los propios vampiros los que elijan si descansan con la tapa abierta o cerrada. También podemos dormir en un granero o en la habitación de una anciana a cuyo lavabo se accede a través del armario. Y si no nos van las excentricidades, podemos alojarnos en una habitación más discreta. Hay algunas en las que la ambientación es más una cuestión de diseño y sofisticación.

El precio de dormir en el Propeller Island oscila entre los 79 y los 115 euros la noche, dependiendo de la habitación que escojamos. Las más económicas se corresponden también con las más originales, pero son también aquellas que no tienen lavabo en la habitación. Otra peculiaridad del hotel es que no tiene recepción. Solo atienden en una pequeña oficina de 8 a 12 de la mañana, por lo que es importante avisar previamente de las horas de entrada y salida. Ser atendido fuera de este horario requiere de cita previa.

¿Os ha llamado la atención? Pues encontraréis el Propeller Island en Berlín oeste, más allá del Tiergarten y cerca de Charlottenburg.

Alojamientos raros en Berlin

Viaja a Berlín y visita sus lugares más raros

Duerme en una celda de la cárcel, cena en las alturas y visita el museo de Los Ramones

Si Berlín te parecía ya un lugar de misterio y encantos espera a saber lo que le depara a un viajero que esté dispuesto a salirse de los convencionalismos de un típico tour por sus monumentos históricos y lugares emblemáticos.

Y comenzamos, como no podía se de otra manera, con unos de los clásicos: la rigurosa visita a sus museos. Pero te llevamos a otro universo fuera de las obras de arte tradicionales, precisamente, porque en lo que se refiere a otorgar la categoría de ‘arte’, no hay nada escrito.

El museo de Schwules te acercará todo lo que existe acerca de la homosexualidad y sus manifestaciones. Pero no es que lo analice desde un punto de vista científico, que también, sino que acerca a sus visitantes entre su multitud de salas de exposiciones, archivos y biblioteca – con más de 15 mil ejemplares entre textos científicos, literarios y artísticos- una visión particular del mundo a través de su historia pasada y presente. El Museo Homosexual de Berlín –Schwules Museum- fue fundado en 1989 Manfred Baumgardt, Andreas Sternweiler y Wolfgang Theis como un lugar apto para la lectura, presentaciones de libros, exhibiciones, debates, discusiones pacíficas y productivas, sesiones de cabaret, ciclos de cine y vídeo, además de conciertos.

Pero no es el único museo curioso que encontramos en esta capital. En la calle Krausnickstr número 23 de Berlín podrás recorrer la historia del mítico grupo neoyorquino ‘Los Ramones’ mientras pruebas algunas de las delicias que te guarda la gastronomía berlinesa en el ‘Café Manía’. Y si, porque si algo tiene de curioso este museo es que se encuentra situado en el interior de una cafetería. El creador de tal locura es Flo Hyler quien ha logrado reunir incalculanbles recuerdos de esta famosa banda de rock. Se trata de la colección privada de un fan incondicional que fue iniciada cuando tenía 18 años quien, tras la muerte de Johnny Ramone, decidió en 2005 fundar este curioso museo. Pero ¿por qué en una cafetería?

Dos años después de haber recibido a más de 10 mil visitantes, Flo Hyler se asoció con los responsables del ‘Café Manía’ , donde se aloja el museo desde octubre de 2008, debido a problemas económicos . La muestra se compone de una mezcla de letras de canciones manuscritas por sus propios autores, recortes de periódicos y revistas, fotos y camisetas enmarcadas, pósters y ediciones discográficas de coleccionista, además de la proyección de documentales. En total, el museo de los Ramones exhibe unas 500 piezas para el disfrute y deleite de fans acérrimos.

Y es es que para fundar un museo sólo hace falta tener algo imaginación. Una imaginación tan amplía como la que tuvieron los dueños de uno de los hoteles más famosos de Berlín: El Propeller Island City Lodge.

Este hotel temático supone el mejor escaparate de la serie de hoteles raros que encontramos repartidos por el mundo. Un espacio es el que pasar la noche pero también el día puesto que pasar el tiempo en el se torna toda una aventura. Elije entre sus diferentes opciones aunque no te será fácil ya que entre ellas se encuentra habitación decorada como si fuera un celda de prisión o un manicomio con sus paredes acolchadas, dentro del armario de la abuela donde la ducha y el aseo están ocultos o en ataúdes con un laberinto dentro de la habitación, en un granero o una jaula.

Finalmente, si deseas comer desde un lugar privilegiado puedes acudir al Restaurante Solar. Desde este fantástico lugar no sólo podrás cenar con una de las mejores panorámicas de la ciudad sino que también, podras sentirte un espía de la CIA. Si, como lees, porque este emblemático edificio fue utilizado por la CIA como torre de escuchas y espionaje durante los años 60. La sala es amplia y las mesas encajan entre ellas como un puzle, eso sí, todas ellas con una vista en 360 grados de toda la ciudad. La carta es completa, aunque lo mejor son sin duda: los cócteles. De todos los tipos y maneras imaginables, de ron, ginebra, vodka, con más o menos alcohol, de frutas, fuertes, dulces, suaves… Unas 16 plantas de altura con el mejor ambiente chill-out que convertirán tu velada de buena a inolvidable.

Y es que Berlín es así, una ciudad con una incesante capacidad de modernizarse, de crear y de diseñar espacios nuevos y rompedores que la hagan única.

Hotel temático islas Fiji

Descubre el hotel temático submarino que esconde las islas Fiji
Hotel temático de las islas Fiji

Recorre los más de 18.300 kilómetros cuadrados que componen las islas Fiji y descansa, después, en el hotel submarino de lujo
Cuando hablamos de las islas Fiji siempre nos evoca un suave aroma salado y nuestra imaginación se traslada a sus paradisíacas playas bañadas por el océano Pacífico. Cómo no hacerlo sabiendo que esta República alberga más de 300 islas, de las cuales apenas 110 se encuentran habitadas, y más de 500 islotes. En total, unos 18.300 kilómetros cuadrados de recorrido por los que broncearse bajo el implacable sol tropical.

Estas islas suponen el lugar idóneo en el que desarrollar nuestras habilidades marineras o en las que convertirse en una auténtica sirenita del mar. Unas fantasías que se quedarían en simplemente eso, en sueños imposibles de alcanzar, sino fuera porque en 2009 se inauguró el hotel de la magia, cual hada madrina, dispuesto a cumplirlos: el hotel Poseidon Undersea Resort.

Y es que en una de estas preciosas islas encontramos uno de los hoteles más especiales e impresionantes del mundo. Un hotel que se levanta, o más bien sumerje, bajo las profundidades del océano Pacífico. Un hotel que sería el primero en haber cambiado el duro asfalto de la tierra por la ingravidez del agua sino fuera por el hotel Jules Undersea Lodge, situado en la isla de Key Largo en Florida.

El Poseidon Undersea Resort se distancia del que se encuentra al sur de Estados Unidos en cuanto a su espectacularidad y lujo. Situado bajo el mar de la playa Jumeirah, a unos 20 metros, este hotel ha sido diseñado con las últimas herramientas en innovación hasta conseguir que los visitantes y huéspedes se sientan como en sus propias casas en alguna de las
220 suites de las que dispone.

Y como todo lujo tiene su coste el hotel Poseidon mantiene una tarifa por pareja de alrededor de 22.000 euros por noche. Algo excesivo que sólo se explica cuando damos otra cifra igual o más desorbitada: los 437 millones de euros que ha costado todo el proyecto en su conjunto.

Pero sólo tener la posibilidad de acceder a alguna de sus habitaciones y contemplar una de sus panorámicas oceánicas ya compensa tan alto coste. Y es que las ventanas componen la mayor parte de la pared de cada habitación y la superficie del techo. 270 grados diseñados para que no te pierdas nada de los misteriosos seres que componen en entorno submarino.

Además, al hotel no le falta detalle ya que, por si no fuera lo suficientemente relajante el entorno y el clima, este resort también dispone de un spa, un total de siete bares y siete restaurantes -uno de los cuales responde a las exigencias de los más exigentes paladares culinarios con una amplia variedad de desgustaciones en lo que a cocina de diseño se refiere-, una tienda de deportes acuáticos, una boutique, café para lectura, una capilla, una sala de teatro y otra para conferencias.

Esta espectacularidad ha dado ya sus frutos y la prestigiosa revista Forbes -fundada en 1917 y especializada en el mundo de los negocios y las finanzas- lo acabó incluyendo dentro de la deseada lista A1 en la que se encuentran los hoteles de lujo más exclusivos del mundo. Pero es que no le faltan argumentos ya que este super hotel está equipado con todas las comodidades imaginables como una flota de submarinos para explorar los arrecifes cercanos y un bungalow privado, que es accesible sólo por submarino. Sin duda, una experiencia carísima, pero también única y seguramente inolvidable. Una estancia bajo el mar con todo tipo de lujos y comodidades.

Hoteles temáticos infantiles en España

Porque ellos también se merecen unas buenas vacaciones

Dicen que quien con niños se acuesta, meado se levanta. Claro que por otra parte son criaturas tan adorables que a menudo merece la pena. Aunque eso sí, tener niños pequeños es sin duda un factor que condiciona mucho la decisión de irse de vacaciones, especialmente en lo que respecta a la elección del destino. Siempre se puede optar, cómo no, por el recurso de dejarlos con los abuelos o con algún familiar, pero por otra parte siempre se acaban echando de menos y después de todo ellos también tienen derecho a unas buenas vacaciones, ¿no? Esta es la razón de que cada día crezca la oferta de hoteles temáticos infantiles en España, una opción pensada para encajar de la manera más provechosa las vacaciones de los peques con las de sus padres, con momentos en común y momentos de esparcimiento por separado. Unas vacaciones a medida de toda la familia. A continuación os sugerimos algunas opciones:
Vacaciones con los Picapiedra

Entre los más conocidos están los hoteles Sol Picapiedra, de la cadena Sol Meliá. La empresa cuenta con nueve hoteles de este tipo en España, situados en Benidorm, Menorca, Mallorca, Lanzarote, Tenerife y Málaga. Al llegar a estos curiosos establecimientos que sirven de hogar a la famosa familia de la Edad de Piedra, los niños hacen su propio check in en el que les recibirá la mascota de los Picapiedra y recibirán regalos relacionados con la serie de dibujos animados. El hotel está por supuesto caracterizado como los escenarios de Piedradura, la ciudad de estos simpáticos personajes en la serie. Además, una o dos veces por semana habrá desayuno con mascota, consistente en un buffet especial para niños amenizado con premios y juegos.

Además, nuestros pequeños pueden participar en uno de los tres ‘clubes’ pensados teniendo en cuenta su edad. El club Pebbles recibirá a todos los niños entre 0 y 4 años, los que tengan entre 5 y 8 años estarán en el club Bamm-Bamm y finalmente los más mayores, entre 9 y 13 años se enrolarán en el ‘Cool club’. Normalmente se incluyen diferentes actividades en los llamados ‘Rocapacks’ que van desde talleres de disfraces, cometas, pintura y magia hasta tirolinas, camas elásticas o jugar una partida de bolos con el mismísimo Pedro Picapiedra. Disponen también de actividades diurnas y nocturnas para adultos, que complementarán también las vacaciones de los adultos, para que no tengamos que estar todo el día encima de los niños, que por otra parte, tendrán ocasión de pasarlo en grande jugando con otros amigos de su edad.
Agua, prehistoria y Edad Media

Y si optamos por un destino turístico tan poco típico como Benidorm (nótese la ironía) tenemos aún dos opciones más. Magic Costa Blanca nos ofrece dos alternativas; su Magic Aqua Rock Gardenscuya temática ya os avanzo que tiene que ver con el líquido elemento, y su Magic Aqua Excalibur, si en vez de mojarnos preferimos sumergirnos en mundos legendarios y remotos. Para el primero, la empresa tiene el proyecto de conseguir la cuarta estrella, por eso han tematizado todas las habitaciones con un toque étnico. El hotel pretende evocar una gruta de 800 metros en la que los niños recorren hacia atrás la historia de la evolución humana hasta llegar a la prehistoria.
Hoteles temáticos infantiles en España

Sus hijos lo pasarán en grande en las atracciones acuáticas del hotel.

De hecho es un entorno en general pensado para el disfrute de los niños y la tranquilidad de los padres. Así, mientras nuestros niños se divierten en la Escuela de Artes Mágicas, o disfrutan de sus atracciones acuáticas, nosotros podemos estar disfrutando de la magia del baile de la Magic Dance Academy, que cuenta con seis parejas de profesores profesionales. Además, para las familias numerosas hay un descuento especial: dos niños gratis hasta 16 años y el tercero y cuarto sucesivos a mitad de precio reservando alojamiento superior. Para las familias monoparentales, un niño gratis y tercero y cuarto al 50%, y si somos desempleados tendremos hasta un 20% de descuento en nuestras vacaciones. El Magic Aqua Excalibur funciona exactamente igual (son de la misma empresa) y cuenta con los mismos servicios y descuentos, pero se diferencia en la idea; mezcla el concepto de ‘camping en bungalows’ con el de parque acuático infantil de temática medieval. Además, aceptan mascotas.
Parque de atracciones

Por último, nos queda el plan vacacional por excelencia, el sueño de todo niño y la pesadilla de muchos de sufridos padres; optar por unas vacaciones en un parque de atracciones o parque temático. Por sus características y la diversión para todos los públicos que ofrecen, el hotel en que nos alojemos resulta casi irrelevante, aunque obviamente los hoteles instalados en los propios parques están adaptados a cualquier necesidad que pueda surgir cuando salimos de vacaciones con niños. En este sentido y a la cabeza de todos ellos estaría uno de los primeros de España y también uno de los más famosos de Europa. Se trata, cómo no, de Port Aventura, que desde sus inicios ha hecho grandes innovaciones, sobre todo en lo que respecta al público infantil.
Hoteles temáticos infantiles en España

Plano de Port Aventura en que aparece la nueva zona infantil, arriba a la derecha.
No en vano Port Aventura inauguró el pasado año una zona completamente nueva especialmente pensada para los más pequeños de la casa. Se trata de SésamoAventura, un espacio completamente caracterizado como la conocida serie infantil Barrio Sésamo y que cuenta con todo tipo de atracciones y espectáculos para toda la familia. La granja de Elmo, El salto de Blas, Cocopiloto o las Mariposas saltarinas dejarán encantados a nuestros hijos. Y para aquellos padres con gusto por la adrenalina una novedad: está prevista la inauguración de una nueva atracción para esta primavera; una nueva montaña rusa de envergadura que batirá varios récords y que cambiará por completo el skyline del parque. Promete una experiencia inolvidable gracias a sus velocidad punta de 130 km/h y sus espectaculares caídas de más de siete pisos. Y para los más clásicos, siempre quedará el Dragón Khan, emblema del parque y una de las mejores atracciones del mundo.

Hoteles famosos de Holanda

Duerme dentro de barriles en uno de los hoteles más famosos de Holanda
Hotel temático de Holanda

Holanda y su ciudad más antigua, Stavoren, ofrecen una de las opciones hoteleras más creativas y originales de los Paises Bajos.

Si eres un apasionado del vino seguramente es posible que ya hayas visitado alguna vinoteca en busca sus riquezas aromáticas y degustativas. Si un experto en la materia, quizás soñaste alguna vez con probar todas las variedades que recorren los viñedos de todo el mundo. Pero lo que seguro nunca imaginaste es en la posibilidad de dormir en el vino, y no no es una errata ortográfica. No me refiero a dormir tras tomar una copa de vino, sino dormir en el vino.

Es posible que plantearte la posibilidad de dormir dentro de un barril suena, cuanto menos, extraño. No obstante, esta posibilidad ya es una realidad. Una experiencia única sólo al alcance del hotel Vrouwe van Stavoren, al sur de Holanda.

Situado una de las ciudades más antiguas de los Paises Bajos, Stavoren que data de 1118, este hotel ha reconvertido ocho toneles de vino en habitaciones donde dejarse caer en los brazos del dios Baco. Estos barriles, de origen suizo, permiten contener más de 14.500 litros de vino un espacio tan amplio que permite introducir en ellos toda la equipación necesaria para pasar un cómoda noche en él.

Además, como bien es sabido, la madera es el mejor material aislante y es por ello que se usa para resguardar el jugo de uvas macerado del frío intenso de Holanda. Por tanto, no hay escusas, en estos barriles adaptados encuentras un ambiente más que acogedor y a tu medida. De hecho, el techo de estos cilindros es lo bastante alto como para permitir ponerse en pie en su interior.

No le falta detalle para convertir un rudimentario instrumento, más propio de la labranza, en el mejor escenario en el que pasar tu estancia en Holanda. Una sala de estar con ducha y unas habitaciones confortablemente amuebladas, con baño privado, ducha, televisión, radio y teléfono. Vamos, todo lo necesario para puedas sentirte como en tu casa.

Pero si deseas dar una vuelta por los alrededores de esta localidad costera lo que encontrarás será el puerto Stavoren cuyo tráfico marítimo ha favorecido el desarrollo del comercio de ultramar en la zona y cuya vista puedes contemplar desde las ventanas de cualquiera de las ocho habitaciones que posee el hotel o desde su gran terraza. Aunque si prefieres algo de aventura, el lago Ijsselmeer tu lugar. Este lago te permitirá realizar cualquiera de los deportes acuáticos que allí te practican y ofertan gracias a la conexión que mantiene con los lagos de Frisia. Y es que como ves la ciudad tiene un valor histórico y cultural que no sólo atrae a los turistas neerlandeses sino que también a gran parte del mundo.