Fortaleza de Chittorgarh, India

Descubre las inmensas dimensiones del mayor templo de India

La Fortaleza de Chittorgarh es una de las mayores estructuras arquitectónicas de India. Construida y levantada sobre una colina de aproximadamente unos 180 metros al sur de Rajasthan, encontramos esta maravilla del siglo VII. Sus dimensiones alcanzan un total de casi 3 kilómetros cuadrados, lo que la convierten en un monstruo arquitectónico. Se encuentra rodeado de unas inmensas murallas que servían de protección siglos atrás, ante posibles ataques de guerra. Sin duda, un trabajo arquitectónico único en el mundo, y que merece un homenaje por su largo paso en el tiempo.

Esta fortaleza lleva arraigada consigo una historia que está impregnada de una gran serie de edificios históricos, templos, torres conmemorativas, etc, que hoy en día sirven de ruinas monumentales que inspiran a los miles de turistas que las visitan, y a todos aquellos literatos que durante siglos, buscan en ellas fuentes novelísticas. Toda una obra del tiempo que sirve a todos para deleitarse y admirar.

Dentro de esta maravilla más conocida como Chittor, se encuentra la Torre de la Victoria, una descomunal construcción de más de 37 metros de altura, construida durante el siglo XV para conmemorar al rey de la época. Totalmente decorada con motivos arquitectónicos y ornamentos de gran belleza, todas las figuras que ahí se encuentran están inspiradas en gran parte de la espiritualidad y deidad India. En la misma zona, también podemos contemplar otra maravilla de la construcción, otra torre de un tamaño similar, pero de creación más antigua, la conocida como Torre de la Fama.

Esta gran fortaleza centenaria es una de las visitas que más se recomiendan en todas las agencias cuando se prepara un viaje a India. Todos los amantes de la historia, de las leyendas, de las culturas diferentes, y todos aquellos que alucinan cuando viajan con la imaginación a otros lugares y otras épocas, deben visitar esta maravillosa fortaleza Chittor. Un lugar en el que se reviven todos los momentos históricos como las batallas por la libertad, o menos agradable, el sacrificio de las mujeres mediante rituales mágicos.

Esta maravillosa construcción es muy conocida por su asociación a dos figuras históricas, Meera Bay, la poetisa hindú más famosa y espiritual, y Maharana Pratap, todo un jóven lleno de valores, honor y dignidad, considerado como un héroe para la población de India. Es uno de los lugares de todo el mundo que vale la pena visitar, ya que, a pesar de que la gran mayoría de edificaciones en India fueron derruidas por las batallas de Mongolia, el país tiene la suerte de contar con estos magníficos monumentos en condiciones muy óptimas para poder visitarlas y admirarlas. Un buen estado de conservación para los monumentos que tanto han sufrido a lo largo de la historia.

Nueva delhi, India

Una nueva era para una ciudad histórica de India

Delhi, la capital de la India, es una enorme ciudad, diversa. Los vuelos Delhi suelen legar en la noche y desde allí, antes de aterrizar, se divisa la ciudad que es casi una jungla de asfalto.

Delhi es una ciudad en expansión estupenda en todo momento, sin embargo, el temperamento y el espíritu de cada parte sigue siendo diferente, aunque es, sin dudas, una ciudad mucho, mucho más próspera.

La transformación se ha producido desde que el gobierno federal solicitó la participación del sector privado en la conservación y la restauración de edificios, monumentos, museos y parques.

El Oberoi es uno de los más grandes hoteles en la India, si no del mundo y es un ejemplo brillante de la sofisticación de Nueva Delhi. Se siente como un tesoro en el corazón de la ciudad, con sus paredes del color de las joyas, con tapices enormes y cuencos de flores color crema en cada habitación. Hay restaurantes, bares y spas, y desde la planta superior tiene un punto de vista de Nueva Delhi impresionante.

Esa visión incluye lo que es -quizás- el lugar sagrado más famoso de Delhi: el recién restaurado mausoleo de Humayun, que brilla con iluminaciones y reflejos.

Los hoteles y balnearios son insuperables; el spa en el Oberoi está basada en Ayurveda; el “vedas” es el órgano más antiguo escrito de la medicina en el mundo y se remonta a 5.000 años, y la aromaterapia.

Las terapias y masajes holísticos que se realizan aquí sirven para ayudar a revitalizar la mente y el cuerpo, especialmente después de viajes largos. Pero los mismos se repiten en varios hoteles y centros terapéuticos de la ciudad.

Tejas Spa en el Grupo Taj de hoteles ofrece a sus huéspedes una combinación de Ayurveda, los tratamientos tradicionales orientales y occidentales del spa en un ambiente de lujo y mimos.

En el Oasis Spa en el Grand Hyatt se trata de una mezcla de rituales tradicionales y orientales sobre la base de la medicina científica moderna para aquellas personas que les gusta la medicina natural respaldada por evidencia científica occidental como el verdadero «complementario» del sistema.

Delhi se ha transformado y ahora posee un sistema de carreteras y transporte público que funciona correctamente. Los habitantes de Delhi, hoy, parecen más felices. En los viejos tiempos, a menudo eran rudos, apenados y contrariados. Había colas interminables y nada funcionaba adecuadamente. Ahora la gente se ha vuelto acogedora, agradable y útil.

Aunque las personas siguen siendo pobres, pero son más felices y hay maneras para moverse de forma barata y limpia, y los turistas no son abordados en cada vuelta para pedirles limosnas.

Entre los monumentos recientemente restaurados se encuentran el magnífico Fuerte Rojo, construido en 1639, el Templo del Loto, un hermoso loto blanco de mármol blanco y la Puerta de la India, un monumento a los soldados que murieron en la Primera Guerra Mundial.

A lo largo de Delhi hay mezquitas intrincadamente talladas, templos antiguos, iglesias majestuosas y gurudwaras brillante (lugares de culto sikh). Jama Masjid es una de las mayores mezquitas de la India, con un patio que puede albergar 25.000 personas. La casa del Presidente tiene 340 habitaciones y sus coloridos jardines mogoles son a veces abiertos al público.

Nueva Delhi también tiene avenidas anchas y llenas de árboles y numerosas rotondas brillantes plantadas a la tradición europea. Hay museos y galerías de arte por toda la ciudad.

Chandni Chowk, en la parte antigua de la ciudad de Delhi.

La parte antigua de la ciudad, incluyendo Chandni Chowk, sigue siendo un laberinto de calles y no parece dar muestra del paso del tiempo. La plaza del mercado en Connaught Place es ideal para comprar seda y camisas de algodón, zapatos, cinturones y pantalones por un precio que es una fracción de lo que pagarías en las grandes ciudades europeas.

Hay muchos mercados, todos llenos de ruidos, olores y empujones de gente, donde se pueden comprar las especias y colorantes naturales como el azafrán, o esencias como el sándalo y el incienso que se quema en todas partes.

Sea cual sea su gusto, independientemente de sus necesidades, usted encontrará la respuesta en algún lugar de Nueva Delhi.

Nubra un valle de la India

Nubra: un valle casi imposible en India

Nubra es un valle aislado de la India, alejado de cualquier ruta y accesible por un camino que supone el mayor paso en altura del planeta, que además, se encuentra congelado la mayor parte del año.
Este espacio desértico amurallado por la cordillera Karakórum y con el río Shyok como protagonista, tiene dentro suyo culturas milenarias. Desiertos rocosos, dunas y pastizales en los que abundan los camellos, son algunas de las cosas que podemos encontrar en esta región perteneciente a Ladakh“la tierra de los pasos elevados” o también el “pequeño Tíbet”.

Su nombre original –Ldumra, valle de las flores- poco tiene que ver con el aspecto dedesierto en las alturas con precipitaciones escasas y vegetación únicamente en los cauces de los ríos. Este maravilloso sitio tiene difícil acceso, no solo por el camino ya mencionado, sino también porque hay sitios a los que no pueden acceder los no residentes, y la estadía máxima permitida en el lugar es de siete días. Se encuentra a 150 kilómetros al norte de Leh, la capital de Ladakh, y este valle tiene unas temperaturas muy agradables en verano, aunque realmente crueles -con hasta 40º bajo cero- en invierno. Su altitud media es de 3.048 metros sobre el nivel del mar.

Dentro del valle podemos visitar el glaciar Siachen, al sur, los famosos pasosSasser y Karakoram, que se encuentran en el noroeste. También podemos visitar elmonasterio Samstanling, que se encuentra entre Kyagar y la población de Sumur, o el desolado monasterio de Ensa al otro lado del río Nubra; y para un relax total y absoluto, nada mejor que las aguas termales Panamik. Otros monasterios que podemos visitar es el de Diskit, a orillas del río Shyok, o el de Chamba en Hundar.

Los pueblos del Valle de Nubra, que son pocos, suelen dedicarse a la agricultura: manzanas, trigo, cebada, guisantes, mostaza, nueces, albaricoques, almendros y frutos propios de la región principlamente. La mayoría son de la etnia de los ladakhis, budistas, aunque también hay minorías, como los suníes o los chiitas. Recomendamos visitar Sumur, Diskit, Hundar y Panamik.

Si queremos un poco de historia, debemos saber que la ruta de la seda pasaba por este valle: desde las provincias chinas de Xinjiang a través de los pasos delKarakorum y Daulat Beg, pasaban viajeros, comerciantes y animales para alcanzarLeh antes de comenzar una larga jornada hacia Asia Central

Srinagar, India

Srinagar: historia y naturaleza en la India

 

Srinagar (India) está pegada a la frontera con Pakistán. En un principio, uno no consideraría este sitio como un lugar donde viajar, ya que es la capital de la conflictiva y militarizada Kashmir. Sin embargo, esta ciudad situada a orillas del río Jhelum, es un auténtico paraíso terrenal, que además se ha vuelto más seguro desde el año 2003. Numerosos lagos, valles verdes, el río atravesando la ciudad hasta su desembocadura en el lago Wular, y los nueves antiguos puentes que permiten cruzar de un lado a otro, hacen especial a esta ciudad. Su nombre está compuesto de dos palabras en sanscrito: sri -riqueza- y nagar -ciudad-. Continuar leyendo “Srinagar, India”