Las torres de San Gimignano

Un pueblo con encanto medieval imprescindible en una ruta por la Toscana

Lo bueno de las maravillas italianas, producto de una historia milenaria y con el arte como protagonista, es que es posible dedicarles miles de artículos y no acabar de conocerlas todas. Si empezamos a sumarle sus delicias gastronómicas, de fama internacional (no hay ciudad occidental que no tenga su restaurante italiano), el reto se vuelve imposible. No hace mucho hablamos en este blog sobre los mejores helados del mundo, que curiosamente se elaboran en la localidad italiana de San Gimignano. Pero, ¿qué otros motivos podrían llevarnos a visitar este lugar y degustar tales delicias?

Las torres protagonizan la silueta del casco histórico

La verdad es que en este caso la respuesta es fácil. Y es que San Gimignano es una de las ciudades más bellas de la Toscana. Su núcleo histórico mantiene intacto su encanto medieval, y se alza rodeado de murallas en lo alto de las colinas. Pero su silueta, que esconde plazas y callejuelas de gran interés turístico y patrimonial, se dibuja peculiar gracias a unas 15 torres de decenas de metros de altura. La más destacada es la Torre del Podestà o Torre Grossa, construida en 1.311, que alcanza los 54 metros.

¿Cuál es el origen de estas torres? Parece ser que en tiempos del medievo las familias adineradas competían entre sí por tener la torre más alta, pues se consideraba un símbolo de poder y riqueza. Además de esta finalidad de ostentación, estas torres también servían como hostales y fortalezas. En su día el pequeño pueblo de San Gimignano alcanzó las 72 torres, pero el paso del tiempo ha mermado considerablemente este número. Sin embargo, la cantidad que conserva y el reducido espacio en el que lo hace son envidiables. Otras ciudades, como Bolonia o Florencia, también tenían torres parecidas, pero las guerras, las catástrofes naturales y las renovaciones urbanísticas acabaron prácticamente con ellas.

El núcleo histórico de la ciudad gira entorno a cuatro plazas: Piazza de la Cisterna, Piazza Duomo, Piazza Pecori y Piazza delle Erbe. En ellas se encuentran algunos de los edificios más destacados de la localidad, como la Colegiata. Pero más allá del encanto arquitectónico, San Gimignano es un lugar ideal para adentrarse en el arte y la historia de Italia. El Palacio Municipal alberga hoy una galería con obras de reputados artistas del país, mientras que el museo SanGimignano1300 se presenta como el lugar idóneo para conocer un poco más sobre la arquitectura, la historia y la sociedad de la Toscana medieval.

Gracias a su ubicación, San Gimignano fue en su día un punto de pausa en las peregrinaciones hacia Roma. Sin embargo, hoy se ha convertido en una parada obligada en una ruta por la Toscana. Los interesados deben saber que se encuentra a 35 minutos en coche al noroeste de Siena, y a una distancia similar, pero en dirección sudeste, de la mítica Florencia

Isla de Capri

Capri, una isla llena de elegancia y glamour

Hay lugares que se forman un nombre propio, al igual que los personajes famosos. Lugares, en los que el turismo es uno de los objetivos de vida tanto para la propia tierra, como para todas las personas que viven en ella. Islas, por ejemplo, que se forman en una situación geográfica realmente privilegiada. Este es el caso de la isla de Capri, cuya admirable belleza natural y su temperatura idónea todo el año, hacen de esta isla de Nápoles, un lugar propio de emperadores, reyes y príncipes, desde la más remota Antigüedad.

Esta isla italiana se constituye hoy en día como un epicentro del lujo y del glamour. Con la visita y residencia de grandes mujeres del mundo de la elegancia y la moda, Capri se fortifica como un bello paraje natural, escogido por todos para poder disfrutar de esos paisajes tan bellos, y además de descansar unos días, poder admirar a toda la jet set de la sociedad que se relaja paseando por sus playas.

No es de extrañar que la isla de Capri seduzca desde el primer momento en el que se tiene contacto con ella. Consigue enamorar de forma irremediable a todos los turistas, por sus hermosas vistas, sus acogedores hogares, sus terrazas veraniegas, sus azul intenso que embriaga el aire, y su naturaleza llena de flores de tan diversos colores, que hacen que la imaginación consiga tener luz propia. Una luz de inspiración que no será fácil de olvidar.

Y además, a todo esto, hay que añadir a esta majestuosa isla italiana, la historia que alberga. Allí encontramos una magnífica villa, llena de unos hermosos jardines que la rodean, que constituye una fundación cultural en la que se exponen unas antigüedades realmente exquisitas. Según la historia, la residencia perteneció al emperador Tiberio, y muestra el las riquezas y magnitudes de la época, en la que el lujo y el glamour era cosa de los más poderosos. Otro de los lugares más famosos de esta isla, es lo que se conoce por Piazzetta, lugar en el que se alza la iglesia de San Stefano, y punto clave del turismo por la isla. Contiene una gran cantidad de cafeterías, restaurantes, boutiques, tiendas… Todo a disposición de aquellos apasionados de las compras o de pasar una tarde tranquila conociendo el casco antiguo de esta magnífica isla italiana.

Uno de los puntos fuertes de Capri, es que, en este mismo casco antiguo, el tráfico de coches está totalmente prohibido, lo que ameniza el paseo y libera de peligros todo aquello que pueda entorpecer la visita a esta maravillosa isla. La razón de esta prohibición se debe a que, al encontrarse el casco antiguo sobre una colina, y ser usada como fortaleza ante los ataques de las tropas enemigas, hoy en día la circulación con vehículos resulta prácticamente imposible.

Esta hermosa isla tiene muchas más sorpresas que ofrecer. Los turistas coinciden en su enamoramiento inmediato una vez visitan esta magnífica isla. La playa, el azul del mar y del cielo, las rocas de las calas, los lujosos veleros que ahí se encuentran embarcados, la hospitalaria gente. Una experiencia que hay que vivir, unos colores que hay que sentir, una isla que hay que descubrir.

Islas Eolias

Islas Eolias, las siete maravillas de Sicilia

En Italia, es posible encontrar una cantidad de lugares increíbles, lugares a los que uno sueña con ir, lugares propios de las películas más bohemias y espectaculares que parecen sacadas de un film de ciencia ficción. Pero en nuestro mundo extraordinario, también podemos encontrar una serie de lugares únicos que alegran la existencia, el alma y sobre todo, los álbumes de fotos. Uno de los lugares que recibe una afluencia muy desorbitada de visitas turísticas son las Islas Eolias. Situadas al nordeste de Sicilia, forman un archipiélago de islas volcánicas que merecen un reconocimiento por todo lo alto. Continuar leyendo “Islas Eolias”

Hotel Villa Padierna, la Toscana

Hotel Villa Padierna, la Toscana
Un cinco estrellas que hace sentir a sus huéspedes como dueños de un palacio

Los campos de golf rodean Villa Padierna.

Si algo tiene el Mediterráneo es que es magnífico disfrutarlo en cualquier época del año, incluso cuando el sol no calienta con la misma fuerza. Una buena idea es hacerlo en la Costa del Sol andaluza, una de las más famosas y turísticas de nuestro país. Precisamente allí, en la provincia de Málaga, se encuentra la localidad por excelencia del lujo, la ostentación y el glamour typical spanish. Se trata de Marbella, destino vacacional favorito de las economías más boyantes. Y aunque no lo parezca, también puede ser el tuyo. Hoy te invitamos a alojarte en un magnífico cinco estrellas inspirado en la arquitectura de la Toscana: el Villa Padierna.

Este hotel de grandes dimensiones desprende señorío desde su fachada y confirma sus intenciones en el interior. Grandes pasillos, esculturas, amplios espacios y decoración de inspiración neoclásica convierten Villa Padierna en una residencia de alto standing más que en un hotel al uso. En el exterior nos esperan verdes y frondosos jardines, una magnífica piscina rodeada de vegetación, fuentes, tres campos de golf (Alferini Golf, Flamingos Gol y Tramores Golf) y una pista de tenis.

El complejo se encuentra en el lugar perfecto para hacernos sentir miembros de la alta sociedad. Entre Estepona y Marbella, justo a tocar de la urbanización Bel Air. Un nombre que remite y emula a uno de los barrios residenciales más exclusivos de Los Ángeles, por lo que podemos hacernos una idea de las aspiraciones del lugar.

Las estancias comunes del hotel son imponentes

Villa Padierna tiene un total de 129 habitaciones, y el cliente puede escoger alojarse con vistas al mar, a la montaña o a los campos de golf. En cualquier caso, un panorama magnífico. El interior de las habitaciones está decorado con obras de arte italianas o andaluzas, en espacios que pueden alcanzar los 42 m2 (hasta 200 m2 en el caso de la suite), con televisor LED e internet de alta velocidad. Fuera de las habitaciones y dentro del hotel se ofrecen servicios que garantizan una experiencia de lo más gratificante: spa, beauty club, peluquería, un bar de ambiente inglés y tres restaurantes.

Y hablando de restaurantes, la oferta gastronómica es un elemento a tener en cuenta al alojarse en este hotel. En el Club de Mar se puede degustar lo mejor de la cocina mediterránea fusionada con la peruana y la asiática, mientras que La Veranda nos ofrece una cocina personal, creativa y moderna. La Loggia es la mejor opción para quienes quieran disfrutar lo mejor de lo gastronomía española (tapas incluidas) mientras contemplan un panorama privilegiado. Dicen que las vistas de este restaurante permiten en los días claros divisar Gibraltar y hasta la costa de África.

Las reliquias del Vaticano

Misterios del mundo: la reliquias del Vaticano

En Italia seguramente haya cientos y cientos de misterios, como en todo el mundo, que los ciudadanos corrientes desconocemos. Hay historias acerca de templos, de casas, de ruinas, de monasterios, etc. enmarcado en un entorno y contexto histórico que se escapan de nuestras manos. Manuscritos ocultos, pasadizos secretos, y una infinidad de temas desconocidos que probablemente pocos o nadie conozca hoy en día.

Uno posiblemente que llame más la atención, se concentra en el país más pequeño del mundo. Situado en Italia, son numerosos los textos, libros y reportajes que se han escrito acerca de los Misterios del Vaticano, lugar del mundo donde más se ha concentrado el poder religioso, el poder político y el poder económico a lo largo de toda la historia de la humanidad. Por ello no es de extrañar que este lugar sea una mina de misterios y de interés de investigación.

Un manto de misterio se ha creado en el Vaticano siglo tras siglo. Las conspiraciones, los asesinatos, la Inquisición, y todos los sucesos que ocurrieron en este país, en el palacio del Papa, han hecho que se desee investigar acerca de todos los archivos que guarda la orden religiosa en secreto. Documentos muy comprometedores, supuestamente, para la Iglesia.

Conocido es por todos que cuando se realiza una visita al Vaticano, hay ciertas zonas, ciertas salas en las que no está permitida la entrada al público. Existen apartados reservados dentro de la grandiosa colección de documentos de la Santa Sede los cuales no parece que afectasen al futuro desarrollo de la Iglesia ya que no cambiaría el curso de la historia.

Sobre todo, uno de los lugares sobre los que se hace especial atención en cuanto a documentos escondidos, es el subsuelo del Vaticano. Se sabe que existen diversos pasajes secretos, que comunican con lugares estratégicos de la ciudad de Roma. Por todos es sabido que en los siglos pasados, la ciudad del Vaticano era continuamente atacada desde el exterior, y se debía encontrar una forma de salvar a los Papas que corrían graves peligros. Por ello se debían encontrar estrategias para ponerlos a salvo y conseguir llevarlo a un punto estratégico en donde nadie los encontrara.

Finalmente, también son conocidas, aunque no se han visto nunca, las grandes Reliquias que están bajo custodia de la Cristiandad, como por ejemplo los restos orgánicos de ciertos Santos o Apóstoles. Piezas históricas que deberían permanecer en uno de los más grandes museos para el deleite de todo el mundo, pero que son custodiadas por el Vaticano. También se sospecha que se puede hallar bajo llave un pedazo de la Cruz de Cristo, o un fragmento de la lanza con la que Jesucristo falleció en la crucifixión. Al fin y al cabo, seguramente sucedan varios siglos más hasta que se consigan descubrir tales misterios, reliquias y objetos de la historia de la humanidad

Ponte Vecchio, Florencia Italia

Ponte Vecchio, el mayor puente de Europa
.

Italia posee grandes lugares en los que descubrir una arquitectura que a nadie dejará igual. Uno de los lugares más bonitos del mundo, situado allí, es el conocido Ponte Vecchio, o Puente Viejo, una construcción medieval situada por encima del río Arno en Florencia. Este puente de inmensas dimensiones, se cuenta que fue construido en primera instancia por el pueblo romano, en madera. Pero sin embargo, con el paso del tiempo, y por catástrofes naturales como alguna inundación, el puente se iba degenerando. Por lo que, en el año 1331, el pueblo italiano reconstruyó el famoso puente, esta vez en tierra. La obra final y el diseño clásico se le atribuye al arquitecto y pintor italiano Taddeo Gaddi.

Ponte Vecchio es el puente más antiguo de toda Europa. Con unos arcos de hasta 30 metros de altura, este puente es el refugio de grandes tiendas y variada actividad comercial. Sobre él, las joyerías, las boutiques, y demás puestos de venta son los que convierten la parte superior del puente en toda una zona de compra-venta. Y es que, al parecer, el puente está exento de tasas e impuestos, por lo que montar un negocio sobre él, no requiere un pago extra.

Curiosas las anécdotas o leyendas que se cuentan acerca de este puente, siendo uno de los más comerciales del mundo. Se cree que el origen de la palabra ‘bancarrota’ se originó en la superficie de Ponte Vecchio. Al parecer, todos los comerciantes tienen su mercancía sobre mesas, en la que exponen sus productos al público.

Según la leyenda, cuando uno de los comerciantes no podía pagar sus deudas, los soldados acudían a su mesa para romperla. Por lo tanto, su banco (en sentido de mesa), roto, pareció derivar a la palabra ‘bancarrota’. Así los comerciantes se quedaban sin un lugar en el que vender la mercancía.

Este puente ha tenido muy buena suerte a lo largo de la historia. Su construcción puede observarse, gracias al destino, o a su gran belleza. Durante la Segunda Guerra Mundial, muchos puentes fueron destruidos, a diferencia de Ponte Vecchio. Los alemanes arrasaron por toda Europa, bajo las ordenes del dictador nazi. Sin embargo, parece ser que a Hitler debió gustarle el puente, por lo que no se destruyó pero quedó inhabilitado, por la destrucción de una gran cantidad de edificios que se encontraban a ambos lados del puente. Pese a ello, las tropas alemanas decidieron mantener el puente con vida, y por lo menos, hoy en día podemos seguir disfrutando de esta maravilla monumental.