Castillos de Arena de Marruecos

La ruta de los “castillos de arena” de Marruecos

La conocida ruta de los mil Kasbahs, en Marruecos, es conocida por aparecer, entre otros sitios, en películas como La Joya del Nilo, La Última Tentación de Cristo, La Momia, Gladiator o Alejandro. Los Kasbahs son parecidos a los castillos de arena, y son construidos de una forma rústica -con materiales como el barro, las cañas y los troncos- pero increíblemente resistente al mismo tiempo, y por esa razón es que han sobrevivido miles de años. Eran fortalezas o casas fortificadas en lugares estratégicos en los límites del desierto, y servían como puntos de abastecimiento que iban hilvanando las rutas comerciales que recorrían las caravanas. El más llamativo es Ait Ben Haddou, reconocido Patrimonio de la Humanidad. Actualmente, muchas se encuentran en un mal estado de conservación y pocas son habitadas, pero en sus épocas de esplendor, sus dueños eran señores o agrupaciones tribales organizadas en torno a un oasis, que aprovechaban los recursos naturales de una forma increíble, mediante un complejo sistema de regadío en base a pozos y acequias.

Sus paredes exteriores están hechas de adobe -paja y arcilla- que se levantaba entre grandes paredones de madera, para luego esperar a que el material secara y se convirtiera en el mejor aislante natural del frío y el calor. Su organización de las habitaciones era hacia patios, en los que se abrían las ventanas. Incluso, entre los laberínticos pasillos, llegaban a tener modernos sistemas de aire acondicionado, en el que, por medio de canalizaciones internas de aire, se comunicaban los sótanos frescos con las habitaciones superiores. Normalmente, se encontraban emplazadas en lo alto de una colina junto a un río o a un oasis.

Podemos apreciar algunos como los de Taourit o Tifelfout, que lamentablemente, están perdiendo su belleza a medida que avanza el abandono. Sus habitantes se han ido trasladando a viviendas más modernas y resistentes en las cercanías. Por suerte, algunos Kasbahs se han convertido en hoteles o se utilizan como decorados cinematográficos, impidiendo que caigan en el olvido. No hay que olvidarse que estas edificaciones se encuentran en el sur alto del Atlas, y que se pueden realizar diferentes tipos de excursiones que recorren solo esta ruta o incluyen algunas otras ciudades. Las opciones son muchas, y lo mejor es ir con calma, poder disfrutar de los increíbles paisajes y del modo de vida de los sitios aún habitados

Viaja y aprende fotografía

Los talleres de fotografía de viajes son cada vez más populares

Los talleres de fotografía de viajes son una forma de turismo cultural que aumenta poco a poco en popularidad. Se trata de viajes organizados por fotógrafos en los que se ayuda a los participantes a captar a través de su cámara la esencia de un país y de sus habitantes. Cada vez es más gente la que busca en los viajes algo que vaya más allá del turismo convencional y también son cada vez más los que pueden permitirse adquirir un equipo de fotografía de características no muy inferiores al que pudiera tener un profesional. Estos dos factores convierten a los talleres de fotografía en una forma de viajar muy atractiva.

Los viajes son organizados y guiados por fotógrafos profesionales

Se pueden encontrar talleres de fotografía de viajes (‘travel photography’ en inglés) por todo el mundo, desde la cercana Madrid hasta el rincón más recóndito de Asia. Dependiendo de tu presupuesto tendrás que optar por viajar a uno u otro sitio. Estos viajes cuentan con diversas ventajas. Si eres aficionado a la fotografía puedes mejorar tu técnica con el asesoramiento de un profesional, también puedes conocer a gente en el grupo con la que compartas inquietudes similares y además puedes acercarte al lugar del destino desde el punto de vista de alguien que lo conoce muy bien, ya que los fotográfos que harán de guía trabajarán sobre un terreno que dominan.

En España hay muchos fotógrafos que organizan viajes de este tipo. Desde Valencia, por ejemplo, proponen un taller de fotografía de viajes en Marruecos. Sin duda este es un país con rasgos muy atractivos a la cámara: las sinuosas formas del desierto, el color de los zocos, las vistosas mezquitas, etc. En unos diez días se recorre un itinerario que incluye ciudades de obligada visita en el país, como son Marrakech y Fez, y también pequeños pueblos aislados de los circuitos turísticos que mostrarán la tradición y el folklore marroquí más auténtico. La naturaleza también juega un papel importante en este taller. El paisaje de desiertos, oasis y palmerales será objetivo de las cámaras de los participantes.

Internet es una buena fuente para encontrar el taller que mejor se adapte a nuestros gustos. Generalmente en el precio no se incluye el importe del transporte hasta el destino, ya que el grupo puede estar formado por gente de diferentes lugares de procedencia que fijan un día y un punto de comienzo del viaje. ¿Te animas a sacarle partido a tu cámara reflex con uno de estos talleres?

Visitar las Canarias y Marruecos en compañía de Silver Of The Seas

Reserve desde ahora para el crucero en dirección a las Islas Canarias y Marruecos. Para eso, acceda a las ofertas de promoción propuestas por la compañía Silverseas.

Aprecie su crucero a bordo del silver Spirit

Silver Spirit es un buque de prestigio que pertenece a la compañía de cruceros Silversea. Se trata del más grande buque de la flota, con una capacidad de recepción de 540 pasajeros. Hoy en día, los cruceros organizados por esta compañía se considera como los más lujosos, ya que apreciará el viaje en el marco cómodo de una de las suites. Además, este buque se desmarca por sus infraestructuras que permiten a los pasajeros descansarse, para que mencionen sólo su SPA y su centro de gimnasia de mantenimiento.

Peculiaridad del Silver Spirit

El Silver Spirit es un buque fuera de lo común que sume a sus viajeros en un ambiente fantástico del crucero. En efecto, la mayor parte de las zonas y espacios públicos situados en el barco dan todos una vista al mar. Que sea al nivel de las suites, de los camarotes, de los restaurantes o del SPA, podrá apreciar la maravilla del gran azul en la comodidad y la serenidad. Para su gran placer, un bar de sushis y un bar de vinos han expresamente instalados a bordo de este prestigioso buque.

Los itinerarios propuestos por el Silver Spirit

Con el Silver Spirit, puede en adelante descubrir la belleza y la maravilla de las Canarias en total tranquilidad. Saliendo de Las Palmas en España, el barco pondrá rumbo a Arrecife donde descubrirá la más importante flota de barco de pesca en las Islas Canarias. Después, tendrá la oportunidad de aprender más sobre la cultura marroquí visitando Agadir y Casablanca durante dos días. Tras estas tres escalas, se verá impulsado a descansarse a bordo del barco, sólo durante un crucero a destino de Funchal. Llegado en el sitio, estará fascinado por el color de las casas locales, pastel, y la techumbre de colorido naranja. Luego, el crucero se prosigue por las visitas sucesivas de Santa Cruz de la Palma, La Gomera y Santa Cruz de Tenerife, antes de regresar en Las Palmas.

Fez, Marruecos

Cultura tradicional marroquí en Fez
El proceso de tratamiento de la piel al descubierto en la medina de Fez

A Fez se la conoce como la capital de la cultura tradicional y del Islam en Marruecos. Calles bulliciosas y zocos con olor a especias abundan en esta ciudad, la tercera más grande del país después de Casablanca y Rabat. Aunque se hayan adaptado a la vida moderna los habitantes de Fez conservan costumbres con cientos de años de arraigo y es este uno de los principales atractivos del lugar.

El proceso de tratamiento de la piel al descubierto en la medina de Fez.

Desde el punto de vista arquitectónico, las madrazas son unos de los edificios más bellos de la medina de Fez. Una madraza es una escuela donde se enseña el Corán y todas las asignaturas clásicas del conocimiento, como las matemáticas y la historia. Las madrazas también sirven para acoger a estudiantes de otras regiones. Suelen disponer de un patio central con una fuente y de ricas acardas bajo las que se imparten las clases. La madraza El-Attarine es la más famosa de la ciudad. Enfrente está la mezquita Karaouiyin, también impactante, donde se encuentra la universidad considerada como una de las más antiguas del mundo, fundada a mediados del siglo IX, época de esplendor para la civilización árabe. Otra madraza a visitar es Bou Inania, la más grande de Fez. Impresionarán sus estalactitas cinceladas, conocidad como mukarnas, características de la arquitectura meriní.

Como ya hemos comentado más arriba Fez es un lugar tradicional y por ello la artesanía y la gastronomía tienen un gran peso en la ciudad. Para conocer mejor sus artes y tradiciones se recomienda que se visite el museo Dar Batha, donde se puede apreciar la producción de alfareros y ceramistas. El esmalte estannífero pintado de azul cobalto se ha convertido en el estandarte de los artesanos de la ciudad. En cuanto a la gastronomía, destacan el uso de especias y condimentos como comino, cilantro y canela, y también la tendencia a combinar lo salado con lo dulce. Uno de los platos más populares es la pastilla, una masa de hojaldre rellena de carne picada de pichón mezclada con almendras y azúcar.

Otro de los encantos de Fez son sus numerosos zocos, el mejor lugar para hacerse con un recuerdo de la ciudad: joyas, bordados, libros encuadernados en cuero, tallas de madera, etc. Para conocer bien la ciudad lo mejor es deambular por las callejuelas mientras se admiran las casas de muros de adobe y ladrillo, pilares revestidos de azulejos y patios en altura, que nos embarcarán en un viaje en el tiempo. Es aconsejable llevar un mapa para no perderse. Haciendo gala del sabor tradicional de Fez, muchos hoteles y organismos ofrecen cursos de alfarería, caligrafía o música tradicional andalusí.

Como podréis imaginar la vida nocturna no es muy animada en Fez. Lo mejor es frecuentar la discoteca del hotel o salir a tomar algo a un pub. Pero la ciudad ofrece otras opciones de ocio más tranquilas, como los manantiales termales de Moulay Yacoub, famosos por sus propiedades curativas. Y para terminar otro consejo, mejor visitar Fez en primavera y otoño ya que en invierno hace mucho frío y en verano mucho calor.