La nieve se hace de rogar

Usualmente siempre ha sido a partir de los días festivos en diciembre la época adecuada para buscar y reservar un vuelo a alguna región española y esquier en sus fantásticas pistas. Este año sin embargo todavía no ha llegado el momento en el que los amantes de la nieve sacan sus esquies del desván y limpian el polvo a sus botas para subir a las nevadas pistas que hay en nuestro país.

El frío no quiere terminar de llegar este 2011. Muchas instalaciones no tienen sus puertas preparadas a los aficionados debido a que unicamente hay nieve en las partes más altas de la montaña. Una de las pocas estaciones que ofrece sus pistas es Sierra Nevada una de las más queridas por los amantes de la nieve.
La crisis se deja notar en este sector y la gente nota que los precios están  menos asequibles. A medida que la crisis se acentúa se pone más cara la práctica del esquí para muchos.
Los hosteleros y la gente que vive de este negocio están pasando por un periodo también de crisis. La gente que vive del turismo de esquí ha perdido ya este año los primeros ingresos. En el puente de diciembre los hoteles sólo han sido ocupados en un 30 % de sus capacidades, cifra que queda por debajo de los resultados de otros periodos.

Sólo queda esperar que llegue la nieve y mientras tanto conformase con la nieve artificial que ocupa algunas pistas, también díficil de mantener ya que las temperaturas no son lo suficientemente bajas.