Circuito por la India

Se trata de una civilización de miles de años de antigüedad, todo un atractivo para sus visitantes. La india es un lugar donde se respira espiritualidad y la serenidad de su naturaleza en cada rincón, una experiencia única por su mezcla de razas, lenguas, culturas, religiones, paisajes, lenguas,  formas de vida, un conjunto que hace de la India uno de los destinos más cautivadores de quienes deciden viajar por Asia, un viaje diferente desde todo punto de vista.

Los intensos colores de los sarees, transmiten alegría, sosiego y equilibrio y la riqueza cultural de la India, sus templos en Nepal y Bután,  el imponente Monte Everest, y los archipiélagos de Sri Lanka y las paradisíacas playas de Maldivas, son el toque de grandeza de esta tierra que asombra.

Otros de los atractivos de la India son el Triángulo de Oro, itinerarios por Rajasthán, la ciudad Sagrada de Varanasi, los templos eróticos de Khajuraho,  sus Parques Nacionales, Ladakh, disfrutar de la naturaleza de la región del sur.

Una tierra llena de lugares sorprendentes repleta de colores y olores, una mezcla de lo tradicional y lo moderno. Hacia el sur de la India encontramos bellísimos palacios, templos y una naturaleza abundante.

Rajasthán se encuentra poblada de imponentes palacios, templos y fortalezas que emergen en medio del desierto. Cerca de los Himalayas, montañas, ríos y lagos transmiten una increíble sensación de paz y tranquilidad.

La India es un destino para recorrer varias veces, los contrastes en su geografía, sus pobladores y las diversas formas de vida, sumado a su amplia oferta a nivel cultural, invitan al viajero a descubrir una India diferente en cada viaje.

Los meses ideales para visitar la India son de noviembre a marzo, ya que en verano las temperaturas suelen ser muy altas.

Nepal, encanto y naturaleza. Visitar Katmandú, realizar safaris en el Parque Nacional de Chitwan, contemplar el imponente paisaje de los Himalayas, todo un museo viviente por albergar una gran cantidad de obras de arte del hinduismo y budismo, son algunos de los atractivos que te esperan. Los paisajes de Nepal son hermosos y repletos de valor cultural

Otro de los lugares a visitar es el Real Parque Nacional de Chitwan (el parque más grande de Nepal y reserva de fauna más importante de Asia), también llamado “el corazón de la selva”, allí se pueden encontrar alrededor de 815 especies de aves, también se pueden observar tigres de Bengala. Alguna de las actividades de aventura son las de safaris a lomos de elefante, trekking en la selva y paseos en canoa.

viaje a la india

El Reino de Bután, Shangri-là o tierra del Dragón de trueno, la joya de la cordillera del Himalaya, entre China e India. Un lugar que parece detenido en el tiempo, lo que cautiva a los viajeros, sumado a su legado cultural e histórico.

Sri Lanka es una hermosa y tranquila isla tropical de aguas azules, selvas y montañas que contrastan con sus desiertos interiores. Pollonaruwa, Dambulla  o Sigiriya cautivan con su legado cultural. En el corazón de la isla, Kandy, destacada por sus  plantaciones de té.

Para quienes buscan aventura en Sri Lanka se puede tomar un safari por la isla y contemplar su flora y fauna en el Nacional de Yala.

Viajes diferentes: Perú la tierra de Los Incas

Perú, tierra de sabores, colores y diversidad cultural milenaria que se manifiesta en sus más de 50 lenguas nativas, aún en uso, danzas y ancestrales instrumentos musicales que se dejan ver y escuchar en majestuosas festividades.

Perú es un destino de privilegio para los buscadores de viajes diferentes, son pocos los lugares de este planeta que ofrecen esta conjunción entre, pasado, presente y futuro, conviviendo en perfecta armonía.

Hablamos de conjunción perfecta ya que encontraremos en Perú civilizaciones ancestrales como los antiguos habitantes de Machu Picchu, de la mano de los atractivos que ofrecen ciudades como Lima o Arequipa, una mezcla de costumbres y razas que hacen de Perú un país vivo y atractivo al viajero en busca de un viaje multiaventura.

Cultura peruana: La cultura de Perú se caracteriza por su conjunción, el peruano de hoy hereda costumbres de civilizaciones ancestrales (antes de la llegada de los europeos). Esa mezcla se enriquece con el aporte de culturas como las africanas y las asiáticas, que también echaron sus raíces en este rincón del planeta. De esta maravillosa conjunción resulta esta cultura, que se mantiene viva reinventándose día a día. Perú es un lugar de encuentro entre lo antiguo y lo moderno, un lugar donde conviven pasados y presentes.

Lima: Su capital es la más apreciada por las colonias españolas, en aquellas épocas la ciudad más rica de América. Declarada en 1991 Patrimonio Cultural de la Humanidad (UNESCO).

En la parte más antigua de la ciudad se destacan la Plaza de las Armas, la Catedral, el Palacio Arzobispal, el Palacio de Gobierno (antigua Casa de Pizarro).

En su parte más moderna encontramos el barrio de Miraflores, un pueblo de pescadores que gracias a su posición estratégica se convirtió un importante eje de la ciudad. En sus comienzos se convirtió en una zona residencial y aristocrática de Lima, hoy ha pasado a ser el nuevo centro comercial de la ciudad.

Otro sitio de interés es el distrito de Barranco, conocido no solo por sus atractivos turísticos sino también por ser un distrito de características “bohemias”, donde artistas y literatos hicieron residencia en este lugar, dándole así esta particularidad. Allí las noches son jóvenes, los fines de semana ideales para quienes amen la noche y gusten de diversión nocturna, ya que abundan los pubs, discos y peñas criollas.

Cuzco: conocido como “el ombligo del mundo” en Quechua. Su impecable diseño arquitectónico en conjunción con ese aire a historia contenida, hacen de Cuzco una de las ciudades más seductoras del planeta.

La plaza de armas, radiante de día, sus calles empedradas se visten de gala al caer la noche, con sus tenues luces amarillas, alumbrando las hermosas arquerías y las imponentes fachadas de la catedral y de la compañía de Jesús.

A pocos kilómetros hacia el norte de la ciudad encontramos la fortaleza de Sacsayhuamán, caracterizada por sus muros megalíticos, constituye la mayor obra arquitectónica realizada por los Incas durante su apogeo. Desde la fortaleza, se puede observar una bellísima vista panorámica de los entornos, incluyendo la ciudad del Cuzco.

Sin dudas Perú es un destino para quienes busquen un viaje a medida, lleno de misterios e historia.